Encuentro con Bernard Cassen

“Creo en la honestidad del periodista”

Nadia Herrada • La Habana, Cuba
Fotos del Autor

Para Bernard Cassen la velocidad es enemiga de la información. Mientras escribo estas líneas sostengo una lucha contra un rival abstracto, implacable: el tiempo. Bien conoce él de lo que hablo, ya que fue director general de Le Monde Diplomatique durante 35 años. Sin embargo, me armo del coraje que dotan las palabras cuando no se prostituye su significado, para contar parte de lo ocurrido —como afirma Cassen, nunca se podría aludir a la realidad toda, sino solo a una parte de ella— durante el Encuentro con, en la tarde del jueves 6 de diciembre en el Pabellón Cuba, sede de los jóvenes durante el 34 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Imagen: La Jiribilla

El diálogo, conducido por la periodista Magda Resik, inició por donde debía haber acabado. Y es que Bernard no pudo evitar referirse a Cuba desde el comienzo de sus palabras, a pesar de que “este es un tema que divide, incluso entre las filas de la izquierda”. De esta forma, rememoró cómo siguió desde el comienzo el proceso revolucionario cubano y cómo aplaudió la victoria de Playa Girón, cuando conoció la noticia por una emisión radial.

También ratificó que hoy, la solidaridad hacia la Isla continúa siendo total, en un escenario donde la hostilidad mediática y las campañas difamatorias contra Cuba siguen en pie. Aunque ahora los grandes medios han desplazado la mira de sus acciones a otros procesos revolucionarios en América Latina, como es el caso de Venezuela.

Cassen, fundador de la Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Ayuda a los Ciudadanos (ATTAC) y promotor del Foro Social Mundial junto con Ignacio Ramonet, se refirió a la actualidad de Latinoamérica y afirmó que si hay esperanza en algún lugar del mundo es en esta zona. “En Europa ha triunfado el neoliberalismo; sin embargo, los procesos bolivarianos en varios países de la región han conllevado una transformación profunda, una redistribución de las riquezas, que ahora se invierten en proyectos sociales”.

El resultado ya es visible, los dirigentes políticos de Latinoamércia “han puesto a la masa en movimiento y la gente está movilizada; además, han demostrado que se puede cambiar radicalmente la sociedad”. En este sentido reflexionó que actualmente los países de la región que se encuentran realizando estos profundos cambios representan minoría, en cuanto a cifra poblacional a nivel mundial; sin embargo, el peso de sus acciones en la geopolítica ha sido enorme.

Imagen: La Jiribilla

A la vez, advirtió que la verdadera integración latinoamericana debe ser política, aunque reconoció la importancia del factor económico, la solidaridad y el respeto a las asimetrías. Demostró su admiración hacia la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y la importancia del accionar de este modelo para su lucha cotidiana en Europa, donde reina la competencia y no el apoyo entre los países.

Por otra parte, expresó que está en desacuerdo con el libre comercio, pues impone principios desestabilizadores a la sociedad. Afirmó que es absurdo y que debe limitarse, ante todo, por razones ecológicas. En este sentido llamó la atención sobre la necesidad de tratar, como establece la constitución ecuatoriana, a la naturaleza como sujeto de derecho, a pesar de que sea complicada la puesta en práctica de este principio.

Otros tópicos, como el caso de Julian Assange, Wikileaks y la intervención de Ecuador en el asunto, el tratamiento del tema de Libia y Siria en los medios de comunicación, avivaron el intercambio de ideas.

Bernard Canssen hizo referencia en varias oportunidades en la labor de los profesionales de la comunicación, impulsado además por inquietudes del auditorio en el que tuvo un papel significativo la participación de Alfredo Guevara.

Imagen: La Jiribilla

Insistió en que en una sociedad donde se ha democratizado el acceso a la información, con la aparición de las nuevas tecnologías, el papel del periodista es vital. Ciertamente, asistimos a un desplazamiento de los medios tradicionales hacia otros más alternativos; pero eso no significa que desaparezca la labor de los profesionales de la comunicación, quienes deben jugar un rol más protagónico en esta época, aclaró. 

Internet es una selva y para que esta se convierta en un espacio responsable, de compromiso social, los comunicadores deben desarrollar un papel activo, advirtió. Las nuevas tecnologías no constituyen solo un escenario para compartir información, sino también para la educación de la sociedad, en especial de los jóvenes, añadió Bernard.

Imagen: La Jiribilla

En otro momento, el intercambio de ideas con el público presente giró sobre la noticia. Interrogantes como ¿qué es noticia? ¿quién especifica lo que es noticia? guiaron el diálogo. En este sentido, Cassen puntualizó que en cualquiera de los casos estas decisiones constituyen un acto político. Y afrimó: “No creo en la neutralidad de los medios de comunicación, sino en la honestidad del periodista. A nuestro modesto nivel debemos tratar de ser honestos”, dijo él, y eso es lo que he intentado yo en este breve combate con el tiempo.

 

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato