Arqueólogos de la imagen en movimiento

Luciano Castillo • La Habana, Cuba

Cuánto material fílmico producido en Cuba en la primera mitad del siglo xx desapareció para siempre es imposible de determinar. Como en aquella memorable secuencia de Un hombre de éxito en que el oportunista por antonomasia, acompañado por su esposa saluda a los personeros de cada régimen al compás de la melodía de moda en cada época, unos tras otros, los gobernantes de turno expresaron sus promesas de fomentar la industria fílmica criolla como fuente de trabajo a las representaciones de los cineastas cubanos que recibían en el Palacio Presidencial. Eran generalmente encabezadas por Max