La “muerte” del Internet Explorer

Miguel Ernesto Gómez Masjuan • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla

Veinte años atrás, el Internet Explorer (IE) ganó la conocida “guerra entre navegadores” contra Netscape. Su dominio llegó a ser tan abrumador que, sobre todo desde Europa, llegaron varias reclamaciones por prácticas monopolísticas. Poco importaron esas millonarias demandas a la empresa con sede principal en Redmond, pues sus equipos legales se encargaron de manipular el tema para garantizar que las siguientes versiones de Windows, el sistema operativo más popular del mundo, continuaran incluyendo la “E” azul “por defecto”.

Pero surgió  una fuerte competencia. Primero fue la Fundación Mozilla, con su zorro en llamas —que tomó el código del Navigator de Netscape— y prometía pestañas para tener varias páginas abiertas, en lugar de ventanas y, por tanto, consumía menos recursos de la computadora. Luego, para completar el preocupante panorama, Google lanzó Chrome, un navegador que, a todas luces, parecía superior.

Los desarrolladores del IE trataron de tomar lo mejor de ambos contrarios para producir un navegador “limpio”, sin las brechas de seguridad que tantas dudas sembraron entre los internautas; pero el cambio llegó demasiado tarde. Firefox y Chrome se han consolidado y los datos muestran que el uso de ambos sigue creciendo; mientras el IE cada vez despierta menos interés.

Las estadísticas varían en dependencia del método de medición que se emplee, pero la tendencia luce irrebatible: IE se volvió, paulatina, aunque irremediablemente irrelevante y esto es lo peor que puede ocurrirle a un producto en el siempre cambiante universo tecnológico.

Ante esto, Microsoft decidió que era el momento de transformar su navegador. A partir del Windows 10, el lugar del IE será ocupado por el “proyecto Spartan” —a la espera de recibir un nombre más “atractivo”— y será el navegador predeterminado en la próxima versión del sistema operativo.

¿Qué proponen los desarrolladores de Microsoft con su “espartano” experimento?  Desde Redmond aseguran que el nuevo navegador tendrá un aspecto más renovado, aunque mantendrá la barra de direcciones que  integraría a Cortana, la asistente de voz de Microsoft, publicitada como la “competencia” para el Siri de Apple. Cortana mostraría sugerencias de búsquedas online y devolvería resultados personalizados.

Con Spartan, la persona podría “congelar” cualquier página web y realizar anotaciones sobre ella con el teclado, de forma similar a lo que ocurre con el Word; también sería posible seleccionar cualquier parte de un sitio, marcarla y luego compartirla con amigos en redes sociales.

Además, Spartan propondría un modo de lectura que resaltara el texto dentro una página, para que el internauta pudiera concentrarse en lo que realmente desea leer. Esta estrategia busca aumentar el llamado “tiempo en página” de los internautas, uno de los elementos que más se está teniendo en cuenta en las negociaciones publicitarias (mientras más minutos pasen, como promedio, las personas dentro de un sitio, mayores serán las tarifas que abonarían los anunciantes).

Otro tema en el que se han centrado los ingenieros de Microsoft es el de la “integración”. Ellos aseguran —ver para creer— que el nuevo navegador tendrá la misma interfaz y funcionará fluidamente tanto en computadoras de escritorio, como en teléfonos inteligentes y tabletas.

Microsoft no prescindirá por completo del IE. Todavía millones de personas siguen utilizándolo, así que mantendrá la versión actual y ofrecerá soporte para clientes empresariales; pero la idea parece clara: dejar atrás una marca gastada. Dos décadas atrás, IE ganó una “batalla” sobre la que se ha escrito muchísimo, porque marcó un momento de transformación para el gigante de Redmond; pero terminó perdiendo la guerra.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato