Vuelos prohibidos: mirada intimista a la realidad cubana

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba
Jueves, 26 de Marzo y 2015 (2:12 pm)
Un filme que toma como excusa la fortuita historia de amor entre una francesa y un cubano para reflexionar en torno a la realidad de la Isla en los últimos cincuenta años; un viaje a Cuba que se transforma en una travesía hacia el interior de los dos personajes protagónicos. Así define su realizador Rigoberto López el más reciente filme cubano que en la noche de este miércoles tuvo su premier en el cine Chaplin: Vuelos prohibidos.
 
Protagonizada por el cantante cubano Paulo FG y la actriz franco-marroquí Sanâa Alaoui, la cinta narra los sucesos en torno a la parisina Monique y el fotógrafo cubano Mario, quienes se conocen en la espera de un vuelo hacia La Habana que resulta cancelado por una sorpresiva tormenta. Obligados a retardar su salida, en la habitación de un hotel cercano al aeropuerto, ambos intercambian miedos, inquietudes, frustraciones y alegrías personales, marcadas, a su vez, por decisivos acontecimientos en el ámbito social.
 
Completan el elenco cubanos consagrados como Daysi Granados, Mario Balmaseda y Manuel Porto, junto a los franceses Marc Lernaudie, Marianne Borgo y Nesta Liazid. 
 
El notable desbalance en los desempeños actorales del reparto es compensado por la música de Miguel Núñez y la fotografía de Ángel Alderete como elementos a resaltar en el filme, cuyo peso dramático en los diálogos y el espacio escénico limitado exigía un trabajo de alta complejidad en la psicología de los personajes protagónicos.
 
En conferencia de prensa, su director, Rigoberto López, explicó que la película pretendía, ante todo, ser honesta en su mirada a la realidad cubana. Sobre la selección del cantante Paulo FG para el personaje protagónico, comentó: “Creo que a veces uno no se puede prejuiciar. Fue una aventura y un riesgo. Quería un personaje que aportara la sinceridad de un cubano, sin mayores artificios, hacer creíble la historia de amor entre los dos protagonistas. Fui a hablar con Paulo y a los pocos momentos comenzó a agradarme como posibilidad, porque descubrí su sensibilidad en el momento de leer la poesía de Fayad Jamís en el guion”. 
 
Para la actriz Sanâa Alaoui constituyó un desafío el hablar la mayor parte del tiempo en español, un idioma que no dominaba: “Fue una experiencia muy fuerte y difícil, pero a la vez muy buena. El primer día tuve mucho miedo, pero hubo una gran energía y trabajar con Rigoberto fue increíble porque es muy profesional y sensible. Ahora estoy enamorada de Cuba. Descubrí un país con una energía maravillosa”.
 
Por su parte, Paulo FG declaró respetar el trabajo actoral y ahora, después de este reto, muchísimo más. “La actuación reclama mucho de uno mismo y le dije a Rigoberto que debíamos ser honestos ambos: si yo no podía, que me lo dijera y buscara un actor; por eso agradezco a todo el equipo la condescendencia que tuvieron conmigo”.
 
El coguionista Julio Carranza se refirió al contexto del filme, desarrollado en el año 2004, pero haciendo referencia al recorrido hermoso, duro y difícil que ha tenido que atravesar Cuba luego del triunfo revolucionario, acompañado de contradicciones y diferencias, lo cual se ve en la ciudad y en las personas. “La película trata de dar ese balance de cicatrices del tiempo en las personas y en la ciudad durante una epopeya que ha atravesado grandes logros y problemas”.
 
Producida por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) con la colaboración del Ministerio de Cultura de Cuba y el financiamiento de la Fundación Global Democracia y Desarrollo de la República Dominicana para las escenas de rodaje en París, Vuelos Prohibidos constituye el segundo filme de ficción de Rigoberto López, antecedido por Roble de olor, Premio a la Mejor película en el Festival Pan-Africano de Cannes, en 2006. Sus obras documentalísticas Soy del Son a la Salsa, Granada el despegue de un sueño, El viaje más largo, Mensajero de los Dioses y Puerto Príncipe mío le han valido numerosos reconocimientos internacionales.

Comentarios

Me encantó la película, Paulo Alfonso Fernández Gallo es mi artista favorito y me encantaría seguir viendo mas películas de él, pero que tengan que ver mas con su vida. Te adoro baby, donde quiera que estés. Besos desde Gtmo.

Este es un filme honesto y sincero en sus valoraciones de la realidad cubana, pues son juicios criticos desde esa vision de mirar a CUBA con todos los matices que implica una realidad compleja, contradicctoria pero al fin y cabo posible de comprender, pues pese a las dificultades y complejiaddes que devela el filme se muetsra que el amor abre puentes y siempre es posible y necesario aquellas historias esperanzadoras sobre nuestra nación.

Muchos cubanos pasan por esto! pues las trabas y dificultades para viajar no pocas veces terminan como rocas inamovibles, látigo, o como cebolla entre los ojos...

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato