Aplauso para un libro necesario

Rubén Darío Salazar • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla

Largamente esperado y anunciado, una de las más recientes entregas de Ediciones Alarcos, líder en publicar literatura dramática, es el libro Dramaturgia cubana para niños, selección de las jóvenes teatrólogas Yudd Favier y Dianelis Diéguez La O. Volumen grande, ambicioso y necesario que enriquece el anaquel de textos teatrales para los infantes que se han impreso en la Isla.

Con justicia lo dedican a Freddy Artiles, es un gesto hermoso y merecido. El ejemplar, que abarca 70 años de escritura en esta manifestación, es fiel al maestro inspirador en cuanto a la seriedad de la elección y sobre todo en lo polémica que esta puede resultar para muchos. Quien organiza, coordina y elige tiene por fuerza que discriminar, no hay escapatoria. Por suerte, estas muchachas amantes del teatro demuestran que su escogencia se basa en una profunda investigación sobre la dramaturgia escénica para niños, la prueba la encontramos al final, en una lista detallada de autores y títulos del género que nos ofrecen, como para dejar bien claro que no se trató solo de para gusto colores.

Los autores que el libro presenta trazan una trayectoria coherente que se inicia con Modesto Centeno, nombre imprescindible en una colección de dramaturgos para los más pequeños, luego se va internando en una selva luminosa donde aparece nuestro poeta nacional Nicolás Guillen en su faceta de teatrero, corta pero definitoria en cuanto a temas e intenciones. Clara Ronay y Vicente Revuelta, otro indispensable si de las tablas nacionales se habla, pusieron en la historia del teatro para niños y de títeres cubano su singular granito de arena. Están Dora Alonso, Pepe Carril y Abelardo Estorino, un trío imbatible, cuyas creaciones en los tres casos desandaron, en unos más y en otros menos, por los terrenos del teatro para adultos, el musical y por supuesto los muñecos, seres de un universo sugerente y mágico. Bebo Ruíz con Ignacio Gutiérrez conforman un dúo que marcaron los años 70 con temáticas atractivas y novedosas, detrás vienen tres bateadores de raza Fidel Galbán, Gerardo Fulleda y Freddy Artiles, sus obras se han vuelto clásicas y viven todavía en casi todo el repertorio de los grupos del país. Esos años nos hicieron saber de otros autores que aquí no aparecen, pero ya expresé mi opinión al respecto.

A partir de los años 80, período revelador y renovador tras la tensionada década anterior, la antología reúne a teatristas vivos no solo físicamente, sino activos, inquietos, gente consagrada, adulta o joven, que confirman la posesión de un panorama de piezas atendibles, no siempre utilizadas por quienes exigen buenos textos para su repertorio. De René Fernández a Joel Cano, de Salvador Lemis a Norge Espinosa, de Ulises Rodríguez Febles a María Laura Germán, doy saltos sobre otros nombres definitorios de intensa producción y efectividad escénica. La selección de Favier y Diéguez propone algunas historias premiadas en concursos e incluye otras que muestran el talento en potencia de artistas cuya maduración todavía pertenece al futuro.

Para quienes intenten seguir el curso de nuestra escena dedicada a la infancia, el territorio del teatro para jóvenes es harina de otro costal, este abultado libro puede servir de mucho. La mirada sobre él ha de ser aguda y nunca prejuiciosa. Antologar, vuelvo sobre la meritoria acción de buscar, encontrar, reunir, leer y releer una y otra vez hasta llegar a 30 títulos, es tarea de quienes aman las fábulas para príncipes enanos, los retablos, ese mundo al que no se regresa biológicamente nunca jamás, pero que define en buena parte lo que seremos después. Es esa labor gigante y acuciosa la que aplaudo agradecido. El elogio va tanto para sus hacedoras, como para la editorial responsable del libro,  que no solo es valioso sino también hermoso, de atractivos colores y diseño.

Para defender, saber y querer al teatro no solo hay que pararse en el escenario. Dramaturgia para niños es la prueba fehaciente de ello.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato