Danzas de abril en la añeja Habana

Ana Lidia García • La Habana, Cuba
Miércoles, 8 de Abril y 2015 (1:26 pm)

La poesía trasformada en movimiento se adueña una vez más de la ciudad colonial. El Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos llega del 15 al 19 de abril para en su vigésima edición propiciar, como ya es costumbre en cada cita, el diálogo fluido entre públicos y artistas. Desde hace 20 años la Compañía Danza Teatro Retazos, liderada por la Premio Nacional Isabel Bustos, organiza este terremoto cinético que reúne en la capital cubana a bailarines de diferentes provincias del país y de varias naciones.

Imagen: La Jiribilla

El desafío que significa para los participantes trascender los escenarios habituales y volcar el acto creativo a las calles, plazas y parques; así como la posibilidad de conocer las tendencias más recientes del panorama danzario de Cuba y el mundo, son razones que permiten catalogarlo como uno de los eventos más importantes de su tipo en la Isla.

Tomando nuevamente los adoquines como tabloncillo, las fachadas patrimoniales como escenografía y el Sol o la Luna como luces del espectáculo, se presentarán en La Habana agrupaciones de más de 15 países, cifra que continúa en ascenso. En la lista de visitantes están confirmados nombres como Elementos en movimiento, colectivo de artes escénicas de Ecuador que defiende la danza etno-contemporánea; Kaluá, conjunto artístico colombiano que apuesta por el folclor nacional; la ya conocida en esta tierra Toy Boys, de Noruega; la estadounidense Compañía E, que busca fortalecer los diálogos culturales entre las regiones del Planeta; entre las que destacan más de 10 procedentes de México, estado desde donde llega el mayor número de participantes. Cada espectador se convertirá por esos días en ciudadano del mundo a partir de la experiencia singular de asistir a la confluencia armónica de tan distantes y distintas maneras de hacer y mostrar la danza.

Asimismo, Danza Contemporánea de Cuba, Danza Abierta, Neo Tango, Danza Unidos, Danza Espiral, Arlequín, Ballet Folclórico de Camagüey, Codanza, La Andariega y otras, integran la nómina de participantes del patio. A la celebración por las dos décadas de esta fiesta del movimiento, se suman los homenajes a Raíces profundas, Danza del Alma y a Gigantería que festejan sus 40, 20 y 15 años de fundadas, respectivamente. Objeto de agasajo será también en esta edición Juan de Dios Ramos, director de Raíces profundas, que llega a su  cumpleaños 80.

Entre las novedades de este Callejero —como muchas personas lo llaman cariñosamente— se encuentran las acciones de improvisación en las arterias más significativas del Centro histórico habanero. En tal sentido, comentó a la prensa el coordinador Eugenio Chávez, se pretende convertir a la Calle Mercaderes en la vía de las estatuas vivientes y a Oficios colmarla de músicos durante las jornadas del evento. “De esta forma revolucionaremos el entorno y propiciaremos que el caminante encuentre el arte a cada paso de su recorrido”, explicó. Chávez, quien ha estado tan vinculado a este proyecto que lo conoce al dedillo, advirtió que, además de las presentaciones en los parques y casas-museo de La Habana Vieja en las tardes y noches, “las personas que lleguen a esta zona podrán disfrutar de intervenciones inesperadas en diversas localizaciones”. Serán esas, sin dudas, novedosas y atractivas maneras de convertir bancos, fuentes, esculturas, puertas y rejas en otros protagonistas del hecho danzario.

Conscientes de la necesidad de sustentar la creación con conocimientos teóricos e investigaciones, el Comité Organizador repite la experiencia de incluir la realización de talleres y clases magistrales en el itinerario de acontecimientos diarios. Sobre improvisación y composición en tiempo real, podrá aprenderse con la coreógrafa y bailarina alemana Mónica Gomis; la danza del vientre tribal será tema para el intercambio con Renata Villagra de Chile y la profesora estadounidense Peggy Choy compartirá sus saberes sobre el manejo de la energía Chi para la vida. La técnica mestiza y la danza folclórica colombiana serán centro de los talleres de los hermanos Jhon y Alexander Fandiño, directores de Kalus Danza y Kaluá Danza, respectivamente. En cuanto a las clases magistrales, una vez más grandes maestros de la danza en Cuba como Isabel Bustos, Reinaldo Echemendía y Rosario Cárdenas, transmitirán sus conocimientos a los interesados.

Por otra parte, ha sido diseñado un espacio para Pensar la danza desde la teoría. Las nuevas escrituras en el panorama danzario cubano, las aristas del escenario investigativo en la nación, así como las estrategias discursivas del videodanza serán algunos de los aspectos abordados.

Imagen: La Jiribilla

La obra Crisálida, coreografía de Miguel Azcue y co-producción entre la compañía sueca que dirige, Memory Wax, y Danza Teatro Retazos, descorrerá el telón imaginario en la inauguración del Festival el próximo día 15 de abril en la Plaza de Armas. Esta nueva entrega que al decir de la Bustos habla de identidad, propone un “diálogo muy interesante entre diversas manifestaciones como pantomima, malabarismo y break dance”. Definida como comedia musical, esta propuesta actualiza el trabajo de Retazos, que seguramente sorprenderá con su irrupción singular en la escena.

Malmö en La Habana, más arte

Con Crisálida comienzan también las 4tas Jornadas de Intercambio Cultural con Artistas Escandinavos, “Tránsitos-Habana”, evento que este año coincidirá en fechas con Habana Vieja: Ciudad en movimiento. Desde 2012 han viajado a la capital cubana bailarines, músicos, luminotécnicos y realizadores audiovisuales nórdicos como resultado del proyecto de cooperación internacional Retazos Evoluciona, por la creación artística, el intercambio y la transformación sociocultural. Tomando como punto de partida el 15 de abril, las Jornadas se extenderán hasta el 26 en La Habana Vieja y en Fábrica de Arte Cubano (F.A.C).

Tránsitos-Habana, que ha sido la cúspide de la colaboración de larga data entre Memory Wax —compañía radicada en Malmö, Suecia— y Danza Teatro Retazos ha permitido el acercamiento del público cubano a una creación desconocida por distante. En el programa del evento son mayoría esta vez los artífices provenientes de Suecia. Los Djs Peter Lindgren y Lisa Nordstrom, por ejemplo, se presentarán en F.A.C los días 16, 17, 18 y 19 del cuarto mes del año. La agrupación teatral infantil Big Wind regresa a la cita luego de haber causado fuertes emociones en la tercera edición por su divertida, colorida y muy bien pensada puesta en escena. Finalmente, el 25 y 26 podrá apreciarse la instalación-performance de Heine Avdal y su grupo Fieldworks con la obra Distant Voices. Tanto Lindgren como Nordstrom y los integrantes de Big Wind retornan deseosos por compartir sus nociones sobre el arte.

Como ha sucedido anteriormente, los visitantes se relacionarán en el escenario con artistas cubanos, lo cual redundará en beneficios para ambas partes y también para el espectador que asistirá a un espectáculo enriquecido con el temple de quienes llegan de las tierras del frío invierno y el ardor de los caribeños.

Entre los invitados en Tránsitos-Habana en los años precedentes han estado Johanna Jonasson, co-directora de Memory Wax; las bailarinas y coreógrafas suecas María Naidú, Claudine Ulrich y Alma Söderberg; la coreógrafa danesa Dorte Olesen; los diseñadores de luces Imre Szibrik y Johan Söderberg; las compañías Teater Sagohuset y Skånes Dansteater; el artista de la plástica Danilo Stankovic; los músicos Mika Forsling, Erik Rask, Nils Berg, Josef Kallerdahl y Ola Hultgren. Asimismo, como fruto del proyecto de intercambio, los miembros de Retazos se han presentado en ciudades europeas. Parte de este diálogo cultural ha quedado para la posteridad en imágenes fotográficas que conformarán la exposición Retazos evoluciona, a disposición del público también en F.A.C.

Imagen: La Jiribilla

Danza y Ciudad en la pantalla

Simultáneamente al 20. Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos y a las 4tas Jornadas de Intercambio Cultural con Artistas Escandinavos en su primera semana, se desarrollará el 10. Festival Internacional de Videodanza DVDanza Habana, Movimiento y Ciudad, evento que ha mantenido su frecuencia anual, en tiempos en los que experiencias similares han llegado a su fin o han comenzado a realizarse cada dos años, según comentó Andrés D. Abreu, uno de sus directores artísticos.

Como resultado del prestigio que ha alcanzado en la región esta cita, se reportó en la presente edición un récord en la cifra de obras presentadas. “De más de 80 obras, quedaron en la selección alrededor de 40 de 20 países con amplia representación de Argentina, Brasil, Colombia. También recibimos un gran apoyo de festivales similares en Ecuador y Chile”, puntualizó Abreu.

Entre las acciones más significativas se encuentra la exposición Burdsall-Izquierdo que propone una travesía por la producción de Adolfo Izquierdo,  relacionado con la obra de la bailarina norteamericana Lorna Burdsall y su proyecto Así somos. La muestra podrá ser apreciada en el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales. Las proyecciones se realizarán en ese mismo sitio, en el lobby de la sede de Danza Teatro Retazos, en el Cinematógrafo Lumière, en F.A.C y por primera vez en un espacio público como la Plaza Vieja.

Por tercera ocasión se lanzará la convocatoria al Premio TECNOLOGIASQUEDANZAN, que con financiamiento de la Embajada de Noruega en Cuba contribuye a desarrollar la realización de videodanza en la Isla. Como parte del programa destaca la exhibición en F.A.C de las piezas en 3D del coreógrafo, compositor, escritor y cineasta británico Billy Cowie, quien ha trabajado junto a la compañía Danza Contemporánea y viajará a la capital cubana para participar en el evento. De este autor se estrenará Tango brasilero.

Del lunes 13 al miércoles 15 de abril se realizará en la sede de la Compañía Rosario Cárdenas y en la sala Noemí del Centro de la Danza de La Habana el Taller Videoarte y performance desde la corporeidad, impartido por la colombiana Alicia de la Torre, quien propone incorporar diferentes narrativas para establecer una relación directa con el cuerpo como territorio de conciencia y espacio sensorial.

Sueños multiplicados

Como un viaje a la semilla regresamos la mirada al evento sin el cual no hubiesen surgido sus jóvenes retoños. Tránsitos-Habana y DVDanza Habana  nacieron a partir del Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos, que para su fundadora Isabel Bustos significa un granito de arena con el que ha contribuido al desarrollo de la sociedad cubana: “Pienso que es una batalla de todos los días y en diferentes espacios, una batalla por la vida, por cambios positivos para las personas que nos rodean a través de la cultura”. 

Esta creadora incansable agradece la confianza de la Oficina del Historiador y en especial del Historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler. “Sin el apoyo de esta institución, asegura, hubiese sido impensable llegar a los 20 años del Festival”. Recuerda que al principio muchos subestimaban la danza callejera, la catalogaban como un arte menor, por eso asumir el reto de llevarlo adelante fue muy difícil. Sin embargo, afirmó, “hemos demostrado que desde esta forma de hacer danza se puede esparcir el conocimiento, la sabiduría y la sensibilidad”.

Muchas otras iniciativas similares han surgido a lo largo del territorio nacional y como expresó en conferencia de prensa Lilibeth Bermúdez, especialista de la Dirección de Gestión Cultural de la Oficina del Historiador de La Habana, este encuentro anual ha permitido tejer redes muy importantes y se ha convertido en un referente para otras personas en el país y en el orbe.

Para quienes deciden montar campamento en el Centro Histórico habanero durante los días del evento, representa también la oportunidad de convertir el acto de apreciación en un hecho natural, alejado de convencionalismos y protocolos y, sobre todo, de derribar la frontera invisible que generalmente se levanta entre espectadores y artistas en la sala oscura de un teatro. Los más exigentes se encontrarán nuevamente ante la libertad de juzgar las obras. ¿En qué medida fueron aprovechadas las particularidades del contexto urbano para enriquecer la coreografía? o, mejor aún, ¿fue acaso concebida la coreografía para ese espacio?; ¿logró el artista conectarse con quienes lo circundaron? Estas son preguntas que podemos comenzar a respondernos ante un Festival que sin dudas ha probado su madurez artística. 

Comentarios

Buen dia soy de Colombia y soy bailarina quiesiera preguntar como podemos participar en el festival.Nosotros hacemos folclor de proyeccion de nuestra tierra y nos encantaria participar.agradezco la informacion.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato