Tejados de vidrio

P. de la Hoz • La Habana, Cuba

Quien quiera ver, que vea. Ahí está la lista de los 26 exmandatarios latinoamericanos que firmaron en una reunión al margen de la Cumbre de las Américas un documento que se cuestiona la legitimidad del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Con mucha pompa titularon el libelo “Declaración de Panamá” y pretenden que los actuales Jefes de estado de las naciones convocadas a la cita condenen “la alteración constitucional y democrática que sufre Venezuela”. El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, conocido por sus inclinaciones washingtonianas, aceptó el mamotreto.

Ah, pero quien quiera escuchar, que escuche. El artífice del texto injerencista es nada menos que el español José María Aznar. Hasta blasona de ello: “Me llena de orgullo haber contribuido a que 26 jefes de estado se pongan de acuerdo en la defensa de la libertad”, dijo en el momento de pasarle el documento a Insulza.

Ya se sabe que Aznar fue cogido in fraganti cuando apoyó a los golpistas que trataron de echar a Hugo Chávez del poder. Lo qué sí no muchos conocen es que el político español mostró su veta antichavista antes de que el venezolano fuera ele