Anna Vaughn Hyatt Huntington

La portadora de una antorcha

Jorge Sariol • La Habana, Cuba

Siempre que paso por el lugar, no puedo evitar detenerme unos segundos delante del monumento. Y siempre me hago la misma pregunta. ¿Cómo es posible que para la mayoría de los viandantes sea invisible?

Imagen: La Jiribilla

Pudiera realizar una encuesta y probablemente pocos sabrían decir el nombre del conjunto escultórico, la representación simbólica, el creador de semejante portento, su nacionalidad y motivaciones. Y es que hay poca información al respecto. Y por ahí andarán, perdidos en algún archivo remoto, detalles y circunstancias.

Sin embargo Los portadores de la antorcha, que es el nombre del monumento público ecuestre, desde 1956 está en un parquecillo, en plena encrucijada de la Avenida 20 de mayo y la Calzada de Ayestarán, en La Habana, Cuba.

Y allí está desde entonces, luego de haber sido donado “a la República de Cuba”, según reza en una tarja empotrada en monolito base, por el hispanista y filántropo norteamericano Archer Milton Huntington.

Pero no fue Huntington el autor de la obra, sino su esposa Anna Vaughn Hyatt Huntington, una artista que tuvo entre sus pasiones crear varias obras ecuestres diseminadas por el mundo.

Imagen: La Jiribilla

Nacida en Cambridge, Massachuset, el 10 de marzo de 1876 la Huntington pareció predestinada a discursar con la modelación en bronce muchos momentos de dramatismo y fuerza expresiva.

Personalidades relevantes de la historia universal han sido eternizadas  por su  creación escultórica, entre ellas la francesa Juana de Arco o el castellano Rui Díaz de Vivar, el Cid Campeador, de quien hiciera diferentes versiones diseminadas por el mundo. Muchos aseguran que la artista logró expresar con tal pasión la grandeza del legendario guerrero hispano que la imagen ecuestre más conocida del héroe del Cantar es la suya y no aquella situada en la Plaza de Mío Cid, a la vera del Teatro Principal de Burgos, obra realizada en bronce fundido por el artista español Juan Cristóbal.

Un detalle curioso: la estatua de José Martí, pieza realizada en 1950 y que aún puede verse en el famoso Central Park de Nueva York, fue creada por esta artífice norteña.

Las variaciones sobre un mismo tema, parece haber sido parte del estilo de la Huntington. Había ya producido un conjunto escultórico llamado Los Portadores de la antorcha —1954—, realizada en aluminio y situado en la plaza de Ramón y Cajal, frente a la Facultad de Medicina de la Universidad Complutensede Madrid y más tarde otra versión —1964—, esta vez en bronce, como la cubana, y donada por la propia autora a la ciudad de Valencia (España) y que desde entonces mira pasar el tiempo desde la Avenida Blasco Ibáñez.

¿Qué pudiera llamar la atención de los que pasan frente a Los Portadores de la antorcha de La Habana?

Cada quien tendrá sus pasiones, sus visiones y sus elementos de juicio; sus bagajes y sus ínfulas para evaluar la academia o para evaluar alegorías escultóricas. Se dirá de las líneas: las curvas y las ondulantes; del movimiento y el volumen; de los espacios y losplanos; los elementos de la composición, la luz y las sombras.

Imagen: La Jiribilla

Tal vez resalte la expresividad del gesto, la dramática angustia de quien entrega el legado y la abierta e intensa disposición a seguir de quien recoge el precepto.

En la tarja colocada en la base, unos versos hablan de un lejano sur hacia donde flameauna llama, con el  prodigio de palabras vehementes. Cuenta del sendero que hay que atravesar para llegar tan lejos como sea necesario.

¿Qué antorcha nos quiso legar la artista, qué palabras ardientes como el fuego llegan al sur como mandato?

Solo puedo hablar de cuánto me dice el conjunto escultórico sobre la voluntad por continuar una obra que precisa sacrificios.

Cada quien entienda lo que deba.

Anna Vaughn Hyatt Huntington moriría el 4 de octubre de 1973.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato