Notas al fascismo corriente

Todos los pelos del lobo

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Una alta funcionaria pública Valencia, al dejar su cargo, decidió escribir una carta de despedida para sus colaboradores y seguidores, y la publicó en Facebook. El texto tiene apenas diecinueve líneas, pero en él se aprecian faltas de ortografía, errores gramaticales, una pésima concordancia, y los acentos brillan por su ausencia. En total suma hasta 30 faltas.

El hecho es grave, y peor cuando se sabe que quien firma la despedida no es sino Mayrén Beneyto, que ostentaba desde hace veinte años ni más ni menos que el cargo de Concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Valencia.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato