Roi Casal, un gallego en La Habana

Elizabeth López Corzo • La Habana, Cuba
Miércoles, 22 de Abril y 2015 (12:20 pm)

Muchas son las historias de gallegos que llegaron a Cuba por el puerto de La Habana en la primera mitad del siglo XX. En esa época fue tan vasta la emigración desde varias regiones de la península ibérica, que los cubanos nos acostumbramos a llamarle “gallego” a cuanto español recalaba en la isla.

Imagen: La Jiribilla

De ese ir y venir de los peninsulares e isleños también se nutrió la cultura cubana. Libros, filmes, canciones y poemas han surgido de las memorias de las muchas familias que se formaron entre cubanos y españoles.

Roi Casal, un joven y muy talentoso músico gallego ―este sí es de Galicia― está en Cuba ahora en un proyecto que reactiva este ciclo de España hacia Cuba y viceversa.

Él ha redescubierto la Cuba que conocía de algunas revistas o noticieros, y hoy sabe que esta tierra y los que la habitamos tenemos una historia y un futuro mucho más ricos que los que cuentan los medios de un lado y otro del océano.

Luego de haber recibido el Premio Internacional de Cubadisco 2014, y apoyado por instituciones cubanas y españolas, Roi decidió hacer un álbum cubano-gallego, en el que intervendrán imprescindibles cantantes e instrumentistas de la Isla.

Aunque no quiso adelantar nombres ni el estudio de grabación, sí aseguró que este disco ha crecido desde su concepción hasta la actualidad y se ha convertido en un proyecto ambicioso y especial gracias a que se ha cocinado “a fuego lento”.

La idea es conformar una banda con los músicos cubanos que acompañe el arpa y la zanfona, los instrumentos que él toca y que son propios de la cultura celta y gallega.

Imagen: La Jiribilla

Básicamente, en el álbum se musicalizará los poemas y relatos del escritor Xosé Neira Vilas. A propósito, CubaSí conversó con Roi Casal.

“Cuando estuve el año pasado en Cuba, había recién pasado por Argentina y Uruguay. Aunque tenía una idea de las relaciones históricas entre Galicia y Cuba, no sabía que estas eran tan fuertes. Aquí las cosas funcionan distintas, de hecho, es el único país al que vuelvo para grabar un disco; y es que aquí la fusión cultural ha sido increíble”, dice Roi.

“Cary Diez, la productora del disco, y yo nos prometimos en 2014 hacer un álbum. Parecía un brindis al sol, para estos proyectos hacen falta recursos y apoyo de mucha gente, que por fortuna tenemos de nuestra parte. Gracias a que todos están remando del mismo lado, podremos lograrlo”.

“Estamos volcados en que todo se haga bien, comenta Roi con alegría. No se trata de un disco de Roi Casal simplemente, en él estarán figuras renombradas de la música cubana. Es un proyecto que tiene puentes. El proyecto gana una nueva dimensión con cada persona nueva que se involucra, ha crecido mucho, supera las expectativas que teníamos en un inicio”.
 

¿Esa mezcla de culturas estará en el espíritu y la sonoridad del disco?

Sí. Si decimos que España es una maravilla de país, es precisamente debido a su diversidad. Galicia tiene una impronta también en la cultura nacional. Cada región tiene una música distinta. Es un deber histórico como artista gallego concretar un plan como lo es este disco.

Hay otros proyectos que a corto plazo pueden proponerme y ser más atractivos o “llenarme más el ojo”, como decimos allá, pero este disco con Cuba para mí es un compromiso. Creo que con el paso del tiempo se valorará aún más por los tantos profesionales que están detrás de esto.

Se habló de rumba y poesía al mismo tiempo en este fonograma…

También de otros muchos géneros musicales. Se menciona la rumba porque es una manera más fácil de conceptualizar o visualizar el viaje de ida y vuelta entre Asturias y Galicia a América. Ustedes han transformado la rumba y la han hecho vuestra. Ahora en España se escuchan la rumba pura y tradicional española junto a la que hemos importado de Latinoamérica.

La rumba es un ejemplo de lo que trae este disco, habrá también sones, guarachas, en fin, de todo, junto a temas por los que se me conoce, llevados a versión cubana.

No queremos hacer de este álbum “una empanada”, es decir, una fusión artificial que le chirríe en el oído a la gente. Queremos algo natural, cantar lo que ha pasado de generación en generación, lo tradicional.

A veces le temo a los discos de fusión. En este momento me encuentro en el punto al que siempre temí. No se trata de poner un guaguancó y una muñeira gallega en el mismo plato y remover. No. Hay que estudiar, documentarse, conocer las relaciones entre ambos pueblos, y la propia historia nos da pistas de lo que hay que hacer.

¿Cómo será el proceso de construcción del disco?

Está previsto hacer unos conciertos en La Habana antes de grabar el disco, y luego iríamos a Galicia a tocar. Serán varias sesiones de ensayos. Además, pensamos hacer un DVD para registrar todo el proceso, porque las reuniones que tenemos son muy bonitas y siempre de ellas surge algo nuevo para el proyecto.

O sea, el disco está creciendo todavía…

Sí, estará creciendo hasta el día del concierto. Esta semana está siendo muy intensa; de hecho, ahora estoy partiendo para el Habana Libre a reunirme con Alejandro Pérez para que se encargue del video clip. Queremos que en este proceso esté el mejor de cada casa. Y lo más lindo es que cada vez que se lo contamos a alguien, la gente hace un hueco en sus compromisos profesionales para trabajar con nosotros porque les encanta la idea. Por eso pensamos que el resultado será un éxito.

Antes de venir al Cubadisco en 2014, ¿qué era para ti Cuba y la música cubana?

Yo había escuchado Buena Vista Social Club y mucha música cubana, pero hasta el momento, para mí era solo un país diferente al que habían emigrado muchos gallegos.

Cuando estudias un poco y conoces, vas recibiendo pistas a cada paso sobre la relación tan profunda que existe entre Cuba y Galicia.

Gran parte de la documentación sobre estos lazos ha sido documentada por Neira Vilas, desde los pescadores gallegos casi jubilados que enseñaron a los jóvenes para que Cuba tuviera su flota pesquera. Eso y mucho más está en la obra de Neira Vilas. Si él no lo hubiese contado, se hubiera perdido.

La grandeza de este proyecto radica en parte en que esa persona que tiene más de 80 años es el autor de la letra del disco. Él ha tenido una relación con Cuba a niveles profundos, dejó los mejores años de su vida por ayudar a la construcción de Cuba. Él sabe perfectamente lo que es Cuba, por eso converso con él durante horas cada vez que voy a su casa.

Tu disco entonces viene a cerrar un ciclo y tú estás en el centro de ese viaje…

Que tú digas eso me da miedo (risas).

En realidad, creo que hemos llegado en el momento histórico exacto para que todo eso no se pierda. Quisiera que el disco reenganche ese legado con la nueva generación, que lo que llegó hasta mí no muera, sino que renazca a partir de este proyecto. Haré lo posible con mi humilde aporte. El 2015 es para Cuba.

Estamos en el momento adecuado y en el lugar adecuado para que se realice todo lo que soñamos.

Tomado de: Cubasí

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato