Eusebio Leal:

En Panamá nos sentimos salpicados de lodo

Yimel Díaz • Panamá

El intelectual cubano Eusebio Leal Spengler es una de las personalidades que fueron invitadas al Foro de los Rectores de la VII Cumbre de las Américas. A propósito de su participación, sostuvo un intercambio con los medios que hoy reproducimos:

Lo que ha sucedido en Panamá con el Foro de la Sociedad Civil se veía venir, dijo en la noche a algunos enviados de la prensa cubana, pues intentaron unir el aceite y el vinagre, como si un titiritero, desde un escenario quisiera componer a la sociedad cubana quitándole al pueblo su representación más legítima e imponiéndole elementos o personas que desgraciadamente se han comportado en muchas ocasiones, o casi siempre, de una forma violenta.

Acerca de la presencia de los mercenarios denunciados reiteradamente por Cuba, añadió que “se ha cometido la indelicadeza de traer a ese tipo de personas. Nosotros hemos venido con la misión de representar a un Estado soberano a una cita que, por muchas razones, es histórica y marcará un punto en la historia”.

Si eso es así, comentó, cómo no sufrir o padecer que, siendo los invitados, los representantes reales de las instituciones y personas de nuestro país, traigan a un criminal connotado que, encima de todo, exhibe la imagen horrenda que por pudor los cubanos no han mirado en mucho tiempo: la del asesino del Che. Con eso uno siente que le ha caído una salpicadura de lodo en el traje limpio. Se siente verdaderamente traicionado.

 

Imagen: La Jiribilla

Interrogado acerca del primer Foro de Rectores de la Cumbre de las Américas aclaró que “se supone que en un ámbito académico estas cosas no sucedan, sobre todo porque ese tipo de personas que integran la contrarrevolución pagada por Estados Unidos no tienen accesibilidad porque carecen de la capacidad intelectual para estar allí.

“Nosotros tenemos que comportarnos en todas partes con altura e hidalguía. No daremos nunca el primer golpe, ni verbal ni físico; lo correcto es representar a Cuba, un pueblo que tiene una educación, un sentido de la vida, de la razón, un por qué luchar y que no puede, de ninguna manera, mancillar su convivencia con personas ajenas y absolutamente impuras para estar en un diálogo político sobre cuestiones de soberanía, sociedad civil, nacionalidad, o sencillamente Cuba”.

Confirmó que el rector Gustavo Cobreiro debe intervenir esta mañana en el panel Visión sobre la Educación Superior en el Desarrollo de la Región: “Le corresponde hablar allí al rector de la Universidad de La Habana por ser una superior entre iguales, por su historia, por lo que ha vivido ese centro a lo largo de los siglos. Si después, en las mesas de trabajo surge algún tema que amerite hacer una intervención, la haremos”.

“No soy un embalsamador de momias ni un personaje del Egipto antiguo”, se defendió en tono jaranero al preguntársele acera de cómo se siente en una ciudad tan arquitectónicamente moderna, “sencillamente me es ajeno un entorno por el que no puedo caminar pues yo soy un caminante viejo.

Imagen: La Jiribilla

“No obstante, en Panamá está el Casco Viejo, como le llaman aquí, algo de mucho mérito, Patrimonio de la Humanidad, donde se halla el monumento a Carlos J. Finlay y al que llegaron José Martí, Máximo Gómez y Antonio Maceo. Ellos pasaron por Panamá cuando el istmo todavía era parte de la América nuestra.

“Años después otros revolucionarios pasaron por aquí, como si fuera de tránsito obligado. Tan es así que Bolívar llegó a pensar que la reunión que se celebraría aquí, el Congreso Anfictiónico, llegaría a ser, por su trascendencia política, más importante que el del istmo de Corinto.

“Lo cierto es que en estos momentos estamos reunidos aquí los americanos, nosotros somos los hijos de Nuestra América y no podemos dejarnos despojar de una idea, de un color, de un pensamiento, ni sentirnos avergonzados de la palabras libertad, democracia o derechos humanos porque quizás los mismos que vienen a denunciar que Cuba no los cumple, son los que la Revolución liberó de sus propias cadenas y de la humillación que como clase, como gente, sufrieron antes de la Revolución”.

Este miércoles, sobre las tres de la tarde, Eusebio Leal impartirá una conferencia a solicitud de la alcaldía capitalina. Será en el Centro Cultural de España, conocido como la Casa del Soldado de la Independencia, a un costado del paseo Esteban Huertas en el Casco Antiguo de la capital:

“Se me ha pedido que explique cómo se desarrolla el trabajo que hacemos desde la Oficina del Historiador de La Habana y ha querido acentuar su carácter social, el que le otorga protagonismo a la gente para que esas calles sigan siendo, como hasta hoy, un parque nacional de los cubanos, pero un parque habitado”.

 

(Tomado del periódico Trabajadores)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato