XII Bienal de La Habana: Promoviendo espacios
de inclusión social

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba
Imágenes de Internet
Lunes, 18 de Mayo y 2015 (8:38 am)

La Habana ya se dispone para convertirse, dentro de pocos días, en la galería de arte más grande del mundo. La Duodécima Bienal promete erigirse como una de las más ambiciosas, al aglutinar más de 600 artistas de Cuba y el mundo, junto a ocho proyectos colectivos que se apropiarán de los espacios menos imaginados de la ciudad.

Imagen: La Jiribilla

La presente edición se distingue por contar con una propuesta curatorial totalmente revolucionaria que busca los intersticios de la sociedad, la comunidad y lo interdisciplinario; además de afrontar el riesgo de no limitarse a los recintos clásicos del arte y promover procesos de inclusión social, según destacaron en conferencia de prensa Rubén del Valle Lantarón y Jorge Fernández Torres, presidente y director, respectivamente, del Comité Organizador del evento.

Comunidades barriales, religiosas, de científicos y de arquitectos se convierten en cómplices activos de la cita artística, que contribuye así a su objetivo de crear nuevos espacios ciudadanos de participación. “La Habana no puede ofrecer grandes áreas de museos, pero sí la inteligencia, profesionalidad y capacidad de su gente. Creo en ese arte que apuesta por lo social y por mejorar y cambiarle la vida a las personas”, afirmó Jorge Fernández Torres.

En este sentido, Detrás del Muro, una de las iniciativas más esperadas, abrirá al público el 24 de mayo a las 6:00 p.m. con más 51 proyectos y cerca de 60 artistas. Instalaciones, performances, talleres e intervenciones de creadores foráneos y del patio convierten el simbólico Malecón en sede de un gran evento visual y lúdico, con la inclusión de la gran pista de hielo.

Sugerente es, además, el amplio programa colateral de exposiciones de arte cubano en toda la ciudad como expresión de la riqueza y diversidad del quehacer artístico contemporáneo en la Isla. El 21 de mayo abrirán al público las muestras colaterales, donde confluirán más de 400 creadores de todas las generaciones, con alrededor de 190 proyectos expositivos que se exhibirán tanto en espacios institucionales como públicos. Cines, hoteles, plazas, calles, Casas de Cultura, la Oficina del Historiador y los estudios de los artistas se transmutarán en galerías transitorias hasta el 22 de junio.

El complejo Morro-Cabaña acogerá el megaproyecto Zona Franca, que pretende instituirse como la expo más grande de arte cubano que se haya efectuado nunca. El día 21, a las 4:00 p.m., quedará inaugurada esta muestra que brindará al público la posibilidad única de apreciar cómo funciona el inmenso entramado de la creación artística en Cuba.

Como parte de la interdisciplinariedad que se propone la presente edición de la Bienal, tendrá lugar el estreno de la ópera Cubanacán, compuesta por el maestro Roberto Valera, con idea original y producción del creador norteamericano Charles Koppelman, los días 21, 23 y 25, a las 8:30 p.m., en la Universidad de las Artes (ISA). “La ópera está inspirada en la idea de Fidel de crear el ISA al llegar al Country Club y tiene algo de testimonio, porque aparecen personajes reales como Fidel Castro y Che Guevara, junto a otros relacionados con la mitología afrocubana, como Ochún y Elegguá; todo esto para hablar de la fundación del ISA”, explicó Valera.

Una Bienal abierta, variada e inclusiva, para todos los gustos y niveles de exigencia, aspira a ser esta duodécima edición, en la que público y artistas serán testigos y cómplices de una pluralidad de lenguajes conceptuales, estéticos y culturales.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato