Beethoven al seguro

Pedro de la Hoz • La Habana, Cuba
Lunes, 18 de Mayo y 2015 (10:50 am)

Para su primera presentación en Cuba, 85 años después de la última estancia, la Orquesta de Minnesota jugó al seguro con Beethoven por delante. Luego mostrarían una paleta más amplia, el homenaje al anfitrión por la vía de uno de los íconos de la vanguardia, Alejandro García Caturla; un conocido acercamiento sinfónico a la cultura escénico mu­sical popular norteamericana, la suite de West side story, de Leo­nard Ber­nstein; y una de las tremendas sagas sonoras del ruso Serguei Pro­kófiev, Romeo y Julieta.

Pero Beethoven estuvo en primer plano a lo largo de la velada inicial en la sala Avellaneda del Teatro Na­cional. No era una elección fortuita. Todo organismo sinfónico tiene en Beethoven una medida de su altura y los músicos de la agrupación basada en Minneapolis, y su director titular, el finés Osmo Vanska, quisieron de­mostrar ante el público cubano la solidez de un ejercicio profesional que los ha clasificado, desde hace buen tiempo, entre las formaciones de mayor re