Zona Franca: Desde la franqueza de la pluralidad expresiva

Antonio Enrique González • La Habana, Cuba
Fotos del Autor

Consecuente con la etimología original del término empleado para intitular el megraproyecto expositivo Zona Franca —más que colateral, suerte de complemento alternativo de la 12ma. Bienal de La Habana—, este resulta un espacio definido por un principio inclusivo. Las más variopintas estéticas y discursos de alrededor de un millar de artistas, agrupados en un centenar de propuestas personales y colectivas, contrastan, confrontan y dialogan en una casi “igualitarista” igualdad de condiciones museográficas.

Convertido el complejo Moro-Cabaña y sus alrededores en un mosaico de generaciones, estilos y tendencias, sus laberínticas entrañas de piedra maciza acogen propuestas como la exposición fotográfica Residentes en Nueva York, del controvertido artista newyorkino Andrés Serrano, quien apacigua un tanto su agresividad representacional de pasadas glorias (Piss Christ, Blood and semen, Piss and Blood), para dirigir con su lente una mirada más social-reporteril a los homeless de la capital de capitales.

Imagen: La Jiribilla

 José Emilio Fuentes, Jeff, proclama, sobre las desconchadas paredes de la bóveda asignada, una muy íntima Auto República, desde una sardónica acritud y estética naif, que le llevan a redimensionar pasionalmente parte de la basamental iconografía política cubana, así como el repaso y apropiación de instantes históricos definitorios en una suerte de reafirmación personal-generacional. Arlés del Río, con la instalación La necesidad de otros aires, ironiza con sus coloridos snorkels acerca de la alienación, el enrarecimiento y el anquilosamiento de la sociedad contemporánea. Reynerio Tamayo y Agustín Hernández, con su otra instalación, The Drone Wars, abigarra el arqueado firmamento de mortero con una congelada revista aérea de coloridos drones artesanales, en una simpática y nada panfletaria sátira a las políticas invasivas que representa esta tecnología de guerra y espionaje.

Un gigantesco hombre-balsa que destaca singularmente dentro del quehacer de Alexis Leyva (Kcho), descansa al descampado sus agotados huesos de poliespuma, madera y goma ajada, justo a la vera de la instalación Armory Show, de Dennis Izquierdo. Mientras, las añosas baterías comparten temporalmente su espacio con una suerte de bizarro parque de atracciones, donde destacan helados multicolores de pura perspectiva pop, un tobogán en forma de lasciva lengua rosada, plateadas pelotas de football coronan barras de aluminio…

Imagen: La Jiribilla

La necesidad de otros aires, de Arlés del Río.

Roberto Fabelo, Roberto Diago, Manuel López Oliva, Tamara Campo, Arístides Hernández (Ares), Janler Méndez, Adonis Flores, Pedro de Oraá, Mario García Portela, Esterio Segura, Eduardo Ponjuán, Duvier del Dago, Carlos Garaicoa, Alberto Lescay, William Pérez, Abel Barroso, son otros de los disímiles nombres y autoralidades que confluyen en esta Zona Franca, amplia cartografía creativa que busca redefinir el concepto de calidad desde la conciliación de los comúnmente desacordes calidad y cantidad.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato