Arte cubano y universal en el Museo Orgánico Romerillo

Narmys Cándano García • La Habana, Cuba

Con una propuesta que abarca varias manifestaciones de las artes plásticas y visuales, en el Kcho Estudio Romerillo quedó inaugurado el Museo Orgánico Romerillo, otro de los espacios que se suman a las disímiles iniciativas de la Duodécima Bienal de La Habana.

La instalación tiene su origen en la labor interdisciplinaria de la Brigada artística “Martha Machado” por todo el país y de otros proyectos similares que buscan acercar el arte a las comunidades.

Como expresa Alexis Leyva (Kcho) en su presentación, el Museo nace “del trabajo gradual y sostenible, emanado de la relación arte-sociedad, pueblo-artista-barrio. En la búsqueda para una permanente democratización del arte y sus espacios, propone un diálogo abierto del arte con el público y sus muchas perspectivas opuestas y coincidentes”.

Como parte de la programación diseñada para la Bienal, se presenta en “La Nave” variadas obras del arte contemporáneo de autores cubanos y de una docena de países como España, Rusia, Costa de Marfil, Irán, Francia, Italia, Venezuela y EE.UU., entre otros.

Se combinan pintura, grabado, fotografía impresa en lienzo, escultura, colografía y video-instalación. Entre los artistas del patio cabe destacar a Ever Fonseca, Belkys Ayón, Eduardo Roca (Choco) y el propio Kcho, cuyas obras se combinan al talento de jóvenes creadores en una efectiva heterogeneidad que toca diversas estéticas y modos de hacer.

También resalta el homenaje “Lam eres imprescindible” en la sala Marta machado, donde se recuerda la obra de ese gran artista con varias de sus piezas y se documenta con imágenes el valor de sus creaciones para la cultura cubana y universal.

El Museo Romerillo presentó además en su jornada de apertura performances y una actividad cultural con niños de la comunidad. El intenso movimiento generado por artistas y público en conjunto convirtió el lugar en un centro ideal para el esparcimiento cultural.

El Premio Nacional de Artes Plásticas 2012, Ever Fonseca, comentó a La Jiribilla que pintará utilizando comida en el restaurante Le Select, espera inaugurar próximamente una escultura de cinco metros de altura, y también muestra parte de su trabajo en una exposición colectiva en el Hotel Nacional de Cuba y en otra que se encuentra en el Centro Cultural Fresa y Chocolate.

Sobre el evento que ha traído a creadores de todas las latitudes (La Bienal de La Habana), Fonseca subrayó emocionado que “se mantiene vivo como siempre, con mucha alegría y gran cantidad de propuestas para disfrutar”.

Por su parte Kcho anunció que el proyecto se extenderá más allá de la Bienal y espera enriquecerse y permanecer. “Los espacios de este Museo Orgánico se encontrarán en las casas de las personas; los comercios; las cafeterías; los parques; las aceras; las paradas de autobuses; las fachadas; los muros. El arte estará por doquier como un artículo de primera necesidad (…) Pintura, dibujo, escultura, grabado, teatro, cine, performance, video, grafiti, intervenciones públicas, música, danza: crearemos un Museo de todas y para todas las artes; que nos permita apreciar y aprender de su siempre subversiva, cuestionadora y creativa energía”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato