Restauración de filmes cubanos

Daniel Machado Vázquez • La Habana, Cuba
Martes, 26 de Mayo y 2015 (1:35 am)
“Estamos trabajando en varios convenios de colaboración”, informó Castillo a Cubacine y explicó que uno de ellos es con el archivo de la Academia de Arte y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, con quienes se podrá restaurar Una pelea cubana contra los demonios (1971) y Los Sobrevivientes (1979), ambos filmes de Gutiérrez Alea”.
 
Imagen: La Jiribilla
 
“El objetivo es restaurar el negativo, hacer una copia en positivo, en 35mm, y si están a tiempo, reestrenar las obras en la venidera edición del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en diciembre próximo”, agregó.
 
Por la parte estadounidense, estará al frente del proyecto, Josef Lindner, encargado de la preservación del archivo de la academia hollywoodense, comprometido e interesado en preservar dos de los trabajos del reconocido cineasta, director también de obras emblemáticas como Memorias del Subdesarrollo (1968), Fresa y Chocolate (1993), Guantanamera (1995), entre otras.
 
Castillo también declaró que por iniciativa del departamento de cine de la Universidad de Los Ángeles y de su encargado, Jan Christopher Horak, en colaboración con la Fundación Getty, se concibió un plan desde febrero pasado, para preservar una parte del cine clásico latinoamericano, donde se incluyeron los países de habla hispana con mayor producción fílmica: México, Argentina y Cuba.
 
El productor y cineasta norteamericano de origen cubano, Brad Radner, también ha manifestado interés en colaborar, según comentó Luciano Castillo, quien explicó además que para este proyecto se escogerán entre cinco o seis títulos significativos en peores condiciones para la posterior rehabilitación de su negativo. 
 
Otro convenio recién suscrito por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y el Centro Nacional del Cine y la Imagen Audiovisual de Francia, consiste en la restauración de la primera coproducción franco-cubana, El Otro Cristóbal (1963), de Armand Gatti.
 
“Una película muy compleja. Es una sátira que muestra la rebelión en un pueblo imaginario de América Latina. Tiene un gran valor para nosotros ya que gracias a ella Cuba estuvo representada por primera vez en el Festival de Cannes”, comentó Castillo y añadió finalmente que Cuba no cuenta con el presupuesto para encaminar proyectos de esta magnitud, como tampoco con las condiciones necesarias para preservar correctamente cada una de las obras, por eso el patrimonio se ha deteriorado considerablemente con el paso del tiempo.
Fuente: Cubacine

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato