Notas al fascismo corriente

Asesinato de lado a lado

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Un agente de la patrulla fronteriza de EE.UU. ha tenido casi tres años para inventarse una excusa infame con la cual escapar de la justicia, luego de asesinar de un balazo a un adolescente mexicano de 16 años.

En octubre de 2012 dicho agente disparó su arma contra un grupo de adolescentes que se le pusieron a tiro, pero al otro lado de la frontera, en Nogales, Sonora, alcanzando a uno de ellos y matándolo en el acto.

Ahora el asesino, pese a que con ello confirma que su acción violó todas las normas, afirma que el adolescente ultimado estaba del lado mexicano de la frontera, y por tanto no estaba protegido por la constitución estadounidense. O sea, que no hay jurisdicción para juzgarle a él.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato