Barnasants: 20 años de canciones en imágenes

Leyda Machado Oramas • La Habana, Cuba

Foto: Cortesía del Centro Pablo

Mucho ha pasado en el barrio de Sants desde aquel invierno frío de 1996 en que un grupo de locos comenzaron a soñar con un concurso para la canción de autor, que sacara de la gaveta la palabra cantada y la pusiera año tras año, de enero a abril, sobre el escenario… ”Se ha de ser muy tozudo ―como dice Josep María Hernández en este libro que recoge en textos e imágenes la historia del festival― para llevar a buen puerto una empresa como el Barnasants”.

Imagen: La Jiribilla

De ese trayecto difícil y hermoso, transitado por su fundador Pere Camps junto a muchísimos artistas,  quienes han ido consolidando el festival en un evento de referencia internacional, nos hablan tanto los textos de Josep María como las imágenes que a lo largo de estos años ha ido recogiendo el fotógrafo Juan Miguel Morales, amigo del Centro Pablo y jurado este año del concurso de carteles que convocó esa institución para diseñar la identidad del Festival Barnasants en Cuba.

Barnasants. Barricades de cançons es el título en catalán de este libro que recoge las memorias del evento a lo largo de sus 20 ediciones, donde desde el mismo inicio se hace una radiografía del público como esencia misma del festival, pues como dice Josep, “lo que verdaderamente importa es que tiene un destinatario, que hay vida en el patio de las butacas. Una vida que da vida a los que se queman las cejas en la sala de máquinas”.

Y así, con las imágenes de un auditorio que ha ido creciendo cada vez más hasta llegar a los 20 mil espectadores y pasando luego por cada uno de los artistas que han ido dando vida a cada edición, aparecen en blanco y negro los rostros de Jordi Fábregas, José Antonio Labordeta, Joaquín Carbonell, Ricardo Solfa, Imanol, Quico Pi de la Serra, Daniel Viglietti, María del Mar Bonet, Paco Ibáñez, Javier Ruibal, Ana Prada, Jorge Drexler  y tantos otros músicos de prestigio mundial… Sin duda,  estas imágenes tienen mucho de música, pareciera como si los artistas cantaran otra vez, reviviendo su paso por el Barnasants y las guitarras se escuchan incluso en esos maravillosos enfoques a contraluz que Juan Miguel logra.

Luego se habla de Lenguas nuevas, lenguas largas que testimonian el paso de tres aragoneses ilustres como Joaquín Carbonell, José Antonio Labordeta y Eduardo Paz, de Combinaciones incalculables, de Malabaristas del abecedario y otros Momentos de gran fiesta dentro del festival, donde también se hace un alto para recordar a esos grandes músicos que ya no volverán a estar en el Barnasants, y es que desde sus inicios hasta la actualidad han desaparecido nombres como Georges Moustaki, José Antonio Labordeta, Antonio Vega, Pete Seeger y nuestro querido Santiago Feliú, que integra junto a muchos otros artistas la triste lista de Añoradas Presencias.

Y además del Santi, muchos otros cubanos han pasado por los escenarios del festival, tanto en Barcelona como en La Habana, pues desde el 2008 el festival llegó a Cuba para quedarse, estableciendo desde entonces un puente entre artistas de ambos lados del océano.

“La elección de Cuba como primera salida de carácter internacional no admite discusión. La Isla es una inagotable cantera de talentos musicales en todas las facetas y la Nueva Trova es un referente planetario”, cuenta Joseph en este apartado dedicado al vínculo con la Isla y donde aparecen en una hermosa foto grupal Carlos Varela, Alejandro Valdés, Amaury Pérez, Silvio Rodríguez, Liuba María Hevia, Karel García, Pepe Ordaz, Vicente y Santiago Feliú y Aurora de los Andes, junto a Luis Eduardo Aute en el Teatro Karl Marx, minutos después de que finalizara el emotivo concierto tributo a Aute que realizaran estos trovadores cubanos en marzo del 2008.

Esas y otras Sensibilidades Transoceánicas vividas por Pere Camps y la delegación del Barnasants en La Habana ―entre las que también se cuenta la exposición Transfiguraciones, de Luis Eduardo Aute inaugurada entonces en el Museo Nacional de Bellas Artes― se muestran en este libro que celebra la 20 edición del Festival, que tiene otra vez a Cuba como sede y recibe a jóvenes artistas como Ivette Letusé, que cantó este año en Cataluña y ahora participa en las jornadas del Barnasants en la Isla. Ya el festival cuenta con un cartel insignia que se exhibe por estos días en el Centro Pablo y que, sin duda, servirá para fortalecer aún más la canción de Cataluña en Cuba y viceversa.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato