Wild Noise: curarse mutuamente

Corina Matamoros • La Habana, Cuba

La vida dependerá siempre del arte para invenciones sempiternas, para  abrir horizontes y regalarnos modelos. Ese es el espíritu de Ruido salvaje, el proyecto de intercambio entre dos museos situados en países con un disenso histórico tristemente memorable. Un intercambio que parecía absolutamente quimérico tres años atrás, cuando un museo de La Habana tocó a las puertas de un museo en Nueva York.

Imagen: La Jiribilla

The Bronx Museum of the Arts  aceptó amistosamente el convite del Museo Nacional de Bellas Artes y sucedió que nos parecíamos más de lo que nos diferenciábamos y albergábamos similares ansias de conocernos. Juntos