El amargo camino de la caña dulce: justicia para el Perú africano

Narmys Cándano García • La Habana, Cuba
Fotos de Internet
Martes, 9 de Junio y 2015 (3:45 pm)

Como resultado de la estrecha relación que mantiene con Cuba, la reconocida intérprete peruana Susana Baca y su esposo y colaborador Ricardo Pereira escogieron al país caribeño como escenario para la primera presentación en América Latina de El amargo camino de la caña dulce, un libro con el que rinden homenaje a las raíces africanas sembradas en Perú desde la colonización española.

La Casa de las Américas —que también definen los autores como su casa— acogió el encuentro en el que se revelaron detalles del texto, que es resultado de la reedición de un viaje de seis mil kilómetros de recorrido por la costa peruana desde la frontera con Chile hasta la de Ecuador.

Su editor, Ricardo Pereira, explicó que se trata de una revisita luego de más de diez años de la realización de un proyecto en el que se visitó el área citada para ubicar unas 1.200 comunidades afroperuanas que no aparecían en los mapas oficiales. Ese estudio terminó con la publicación de un primer libro, pero el paso del tiempo motivó una nueva búsqueda para conocer qué ha quedado en los mismos lugares.

Imagen: La Jiribilla

“Resulta que la herencia africana se ha fortalecido”, afirmó Pereira, y precisó que con varias fotografías que apoyan la investigación, en cinco capítulos que abarcan desde la llegada de los negros al país hasta la abolición de la esclavitud se tocan temas como la ubicación histórica, la migración forzada, y la explotación indiscriminada de los negros principalmente en el norte de Perú, donde se encontraban las grandes plantaciones de caña.

Subrayó que, a diferencia de Cuba, donde lo afro se ha integrado con naturalidad, en Perú, las leyes y la sociedad han sesgado la herencia negra. Por esa razón, El amargo camino de la caña dulce “busca apoyar africanos en el Perú y reafirmar a los grupos que luchan contra el racismo, para que los afrodescendientes tengan menos miedo de vivir en una sociedad que los margina”.

Imagen: La Jiribilla

Consideró Susana Baca que el texto puede ser vital para hacer justicia con los afrodescendientes esencialmente en “una sociedad que ve lo negro como color y no como identidad”. Afirmó que es también una oportunidad para rendir homenaje a los ancestros que con su herencia cultural hicieron grande a su país.   

Al considerarla una obra que pertenece a todo el continente, los autores donaron un ejemplar del libro a la Biblioteca de Casa de las Américas y otro a la Biblioteca Nacional de Cuba.

La presentación sirvió, además, para conocer sobre otro de los proyectos que trae a Susana Baca y a su equipo de trabajo a La Habana, pues la cantante prepara un disco con la intérprete cubana Argelia Fragoso, que vuelve sobre las raíces de la música cubana, peruana y latinoamericana en general. Ambas han comenzado a trabajar juntas gracias al Encuentro de Voces Populares que organiza Argelia Fragoso y que trajo de vuelta a la Isla a Susana después de 15 años.

Se unen estilos y autores que marcaron pauta en la cancionística de la región y otros contemporáneos, por lo que también se mezclarán instrumentos como la trompeta, el piano, el contrabajo, el cajón, e incluso los tambores batá, adelantó Argelia Fragoso.

El fonograma que cuenta con la colaboración del Instituto Cubano de la Música, se graba actualmente en La Habana y será mezclado y empaquetado en Lima. Se prevé que para finales de septiembre de este año pueda ser presentado con un gran concierto.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato