Pull: el poder del espacio

Yaíma Guilarte Hernández • La Habana, Cuba

Al caminante que frecuente por estos días el Parque Central, no deberá extrañarle divisar una “intrusa” armazón ovoide. La pieza forma parte de la instalación que la artista norteamericana Mary Mattingly propone para la Duodécima Bienal de La Habana. El aparente cascarón no está aislado ni estático y su ubicación no responde a una intención fortuita; más bien, revela la concreción de un concepto proyectado por su joven creadora.

 “Son dos estructuras que se ven iguales y la idea es que se muevan a través de la ciudad, se pondrán en distintos lugares para que se les den diferentes usos. Por ahora, una se encuentra aquí en el Parque Central y la otra, dentro del edificio de Arte Universal del Museo de Bellas Artes.  Se llaman Pull y para hacerlas se captaron  materiales  de Nueva York y La Habana. Ambas tienes iguales sistemas dentro. En ellas está creciendo su propio alimento, coleccionan agua de lluvia, en sus interiores pueden vivir pájaros, peces. Todas estas cosas están pasando internamente en sus paredes; pero el espacio se convierte en un taller y la gente lo usará para lo que deseen. La idea es que devenga un espacio abierto: no hay puertas, cerraduras, ni ventanas. Es realmente imaginar la atracción. Estamos tratando de reinventar los espacios y esto resulta especialmente interesante ahora mismo porque las fronteras se están abriendo entre Los Estados Unidos y Cuba. Ya no pensamos en unos dentro y otros fuera, ni en un ente que  empuja y el otro hala. Es momento de encontrarse. El poder del espacio muta cuando uno trabaja y potencialmente vive en él”.

¿Qué cree de la propuesta curatorial de esta Bienal que enfatiza en el arte de exteriores?

Pienso que hay personas trabajando de esta forma desde siglos. No creo que es inusual, quizás puede ser visto como una tendencia hacia algo que está cambiando en nuestro mundo. Tal vez en el futuro seamos menos dependientes de las galerías y más interdependientes en una vida en la cual seamos capaces de mostrarnos en muchas circunstancias y formas diferentes, entonces solo seremos más regulares. Este estilo se está haciendo cada vez más usual.

¿Qué expectativas tienes con esta Bienal?

Estoy muy emocionada por ver la pieza de Humberto Díaz, que consiste en una especie de transistores eléctricos saliendo de un edificio. También oí que va a haber un performance donde alguien va a vivir en una jaula durante tres jornadas, me gusta mucho esa idea, me recuerda a un artista chino que durante un año se encerró a sí mismo en cada lugar que pudo entrar. Siempre considero relevante el performance de sufrimiento,  es una experiencia perturbadora para la persona que lo está haciendo y creo que invita a pensar en las restricciones de la vida diaria.

Entonces, ¿uno de los aspectos que más te motivan es la interacción?

Sí, algo cambia. Puedes establecer parámetros para una idea y evolucionar cuando la gente está involucrada en las transformaciones. Es excitante, porque nunca sabes lo que va a pasar.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato