Muere en accidente de aviación James Horner, autor de la música de ‘Titanic’

Gregorio Belinchón • España
Martes, 23 de Junio y 2015 (12:03 pm)
Imagen: La Jiribilla
El compositor James Horner, ganador de dos oscars por la banda sonora de Titanic (1997), falleció este lunes por la mañana (hora local) en un accidente de avioneta en Santa Bárbara (California). La primera en anunciar su muerte, -que a la hora de publicar este artículo no ha sido confirmada por las autoridades, porque el cadáver no ha sido identificado- fue asistente personal, Sylvia Patrycja, en Facebook: "Hemos perdido a una persona estupenda, con un corazón enorme y un talento increíble. Ha muerto haciendo lo que amaba". Horner, autor de bandas sonoras memorables de los últimos 30 años, pilotaba en solitario un pequeño aparato cuando se desplomó sobre un pueblo, Ventucopa, a 150 kilómetros al noroeste de Los Ángeles. El músico volaba solo en una de sus cinco avionetas. Según su abogado, Jay Cooper, “amaba volar”. Compositor de la música de un centenar de películas, recibió dos oscars (ambos por Titanic) y otros dos Globos de Oro.
 
Hijo de Harry Horner, director de arte ganador de dos oscars (por La heredera y El buscavidas) James Horner nació en Los Ángeles en 1953 y empezó con el piano con cinco años. Por su talento, siguió estudiando en su infancia en la Royal College of Music, en Londres, aunque con los años él mismo se confesaba como un pianista regular. Se doctoró en la Universidad de California y compuso su primera banda sonora para La dama de rojo en 1979. Dos años más tarde se hizo popular por su partitura de La mano. “Cuando compuse esa música no sabía quiénes eran Jerry Goldsmith o John Williams. Si en mi trabajo se nota la influencia de la pasión de Goldsmith por las grandes orquestaciones –hecho que es cierto-, probablemente se deba a que quienes me contrataron querían esa clase de sonido. Y yo no estaba en posición de protestar”.
 
Pronto enganchó títulos muy taquilleros, un olfato que ha marcado su carrera desde Límite 48 horas y Star Trek II: la ira de Khan (1982) hasta la última versión de Spider Man (2012). Por el camino, logró el estatus de compositor de élite en Hollywood con títulos como Cocoon, Aliens, El nombre de la rosa, Campo de sueños, Troya o Juego de patriotas. Entre sus mejores trabajos están las músicas de Aliens, Braveheart, Sneakers (los fisgones) y de En busca de Bobby Fisher.
 
Colaborador habitual de Ron Howard (trabajaron juntos en siete ocasiones) y James Cameron, en 1997 logró dos estatuillas de Hollywood por su música de Titanic de Cameron. Ganó el Oscar a la mejor banda sonora original y a la mejor canción por My heart will go on, interpretada por Celine Dion, una de las canciones para una película más famosas de todos los tiempos y la banda sonora más vendida de la historia. Curiosamente, tuvo que convencer primero a Dion, para que grabara la canción –lo hizo en una única toma, que se convirtió en la definitiva-, y después a Cameron para que la incluyera en la película. Repitió con el director en Avatar (la última de sus 10 candidaturas al Oscar), y eso que tras Aliens, experiencia que calificó de “pesadilla”, aseguró que jamás se pondría otra vez a sus órdenes. Más aún, habituado a componer hasta cinco bandas sonoras para largometrajes por año, paró durante 24 meses para centrarse exclusivamente en Avatar.
 
Ron Howard, otro de sus jefes habituales, ha mostrado su tristeza en Twitter: "El brillante compositor James Horner, amigo y colaborador en 7 películas ha fallecido trágicamente en un accidente de aviación. Mi corazón está con sus seres queridos". Para el cineasta Juan Antonio Bayona, amante de su trabajo, también ha reconocido su dolor: “James Horner le puso música a nuestra infancia. Tenía un sonido muy particular y característico, identificable con su persona y con un tipo de cine con el que hemos crecido. Que desaparezca una persona así, y de una manera tan trágica, es algo que toca tu corazón cinéfilo. Ha sido un hombre capital en la historia de la música de cine porque supo crear un sonido, patentarlo y hacerlo reconocible al público. Era un músico de cine mucho antes que un músico, y eso es importante, porque son disciplinas muy diferentes. Hay que saber poner música a las imágenes y que estas cuenten algo más gracias a la banda sonora. Ha sido un compositor muy criticado porque era muy honesto en sus entrevistas, y siempre muy didáctico. Y también le atacaron por esa manía a veces de autoplagiarse, que para mí es un valor en Horner, porque nunca le dio más importancia a su sello que a la propia historia”.
 
Imagen: La Jiribilla
 
Horner deja acabadas las bandas sonoras del drama pugilístico Southpaw, con Jake Gyllenhaal, y de Los 33, sobre los mineros chilenos que sobrevivieron bajo tierra a centenares de metros de la superficie, en la que participan Juliette Bicoche, Mario Casas, Gabriel Byrne y Antonio Banderas.
Fuente: El País

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato