Huellas de Banksy en La Habana

Michel Hernández • La Habana, Cuba
Martes, 23 de Junio y 2015 (12:05 pm)
Imagen: La Jiribilla
Banksy ha sabido moverse ma­gistralmente entre las sombras para intervenir las paredes de grandes ciudades del mundo con grafitis insumisos, rebeldes y anticapitalistas llenos de ironía, sátira política  y simbolismo. Los habitantes de París, Nueva York, Londres, Barcelona han  podido encontrar a su paso la imagen de un activista político arrojando un ra­mo de flores como si fuera un cóctel molotov, policías británicos fundiéndose en un beso,  un muñeco in­flable dis­frazado de pre­so de la base na­val de Guan­tánamo en la cola de la montaña rusa de Disney­landia, la ni­ña que suelta al aire un globo rojo, obras que han convertido a ese artista in­glés  en un ícono del grafiti y del street art y en  una de las grandes le­yendas del arte contemporáneo.
 
Pero nunca se había tenido noticias de que Banksy —nacido en Bris­tol y cuya identidad se desconoce— hubiera dejado