Tres vidas, tres narraciones, una ciudad

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba
Imágenes de Archivo
Viernes, 10 de Julio y 2015 (3:17 pm)

Tres historias acontecidas un día en La Habana contemporánea, marcadas por la emigración y la prevalencia de los lazos de amor y amistad, definen la propuesta de La Ciudad, el más reciente filme del realizador Tomás Piard, producido por RTV Comercial y Cubavisión Internacional, con la colaboración del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

Imagen: La Jiribilla

En conferencia de prensa, Piard reveló que la película relata sus propias experiencias a lo largo de años en los que se ha visto separado de familiares y amigos producto de la emigración. Al igual que sus filmes anteriores, destacó que se trata de una propuesta para dialogar, que busca la participación activa del espectador.

La Ciudad tendrá su premier el próximo 17 de julio en el capitalino cine Chaplin y cuenta con las actuaciones de Luisa María Jiménez, Dania Splinter y Herminia Sánchez en la primera historia; Patricio Wood, Omar Alí y Héctor Echemendía en la segunda, y los jóvenes Carlos Solar, Martha Salema y Aidana Febles en la tercera y última narración.

Los dos primeros relatos muestran una conexión evidente y se remontan a sucesos pasados y sus consecuencias. Mientras que el tercero, cuya referencia es el tiempo presente, está basado en la experiencia del director con sus alumnos de la escuela de arte.

Sobre la representación visual de La Habana más bella, en contraste con la tendencia de la cinematografía cubana contemporánea que busca reflejar la cara más pobre y miserable de la capital, expresó el cineasta: “Yo amo esta ciudad y estoy muy disgustado con la estética de la miseria del cine cubano, donde se ha impuesto el predominio de la vulgaridad, la grosería y la chabacanería que no aportan nada a ningún espectador. La ciudad restaurada y el capitolio como símbolo son esenciales en mi película; porque hay que enaltecer los valores y homenajear al cubano de a pie, ese que está presente en el filme”.

La actriz Luisa María Jiménez expresó estar inspirada para su personaje, en un hecho real presenciado durante su adolescencia, cuando una amiga fue juzgada en la escuela por sus creencias religiosas; mientras que Omar Alí destacó que el colectivo de actores le puso una intención de verdad a los sucesos “para que se reconociera una parte de nuestra vida que es innegable”.

Patricio Wood, por su parte, apuntó: “Tomás es uno de los directores que da miedo, porque tiene un cine diferente y cuando uno se enfrenta a algo diferente siente temor, pero al ver el guion me alegré muchísimo porque es un historia posible, con personajes palpables. Tomás tiene el don natural de dimensionar las cosas y que cada detalle pueda tener un significado en el proceso de creación, cada cuento se ensayó independiente con su momento de trabajo; el hilo conductor era su alegría”.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato