Oona Chaplin:

“Mi abuelo era muy cubano, porque se reía de todo”

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba

Oona Chaplin regresa a La Habana, su ciudad de ensueño; a Cuba, su segunda patria. La gestualidad, el acento y hasta la jerga que utiliza al hablar es propia de la Isla, por eso todos la confunden con una cubana más, y algunos, al saber que es la nieta del icono del cine mundial Charles Chaplin, y la hija de la conocida actriz Geraldine Chaplin, se muestran visiblemente sorprendidos.

“¿Pero tú de verdad eres la nieta de Chaplin?”, preguntaba no muy convencido un señor. Ella, bromeando con el significado de su nombre en español al pronunciarlo, le contestaba: “Pues me has descubierto, a mí me pagaron para que fingiera ser Oona Chaplin, una Chaplin cualquiera”.

A pesar de su naturalidad y alegría, su sencillez y su acento cubano, varios de los fans en Cuba de la popular serie Juego de Tronos la han identificado como la actriz que interpretó a Talisa, la reina del Norte, esposa de Robb Stark.

En el contexto del Festival Chaplin en La Habana, organizado por el Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC) para homenajear a su abuelo, Oona asistió a la exposición Chaplin y flora, del artista Duporté, sobre una temática con la cual se siente identificada e incluso, involucrada.

En la galería El Reino de este Mundo de la Biblioteca Nacional, rodeada de varios admiradores, la joven actriz accedió a compartir en un diálogo espontáneo sin cuestionarios previos, algunas revelaciones de su vida, su trabajo, el amor por Cuba, su familia y los nuevos proyectos que se avizoran.

Oona

“Me gusta la aventura y compartir con la gente, soy muy curiosa, siempre quiero conocer nuevos sitios y adoro la naturaleza. Soy activista en relación al tema ecológico y el cambio climático. En el mundo, se matan animales a diario de forma indiscriminada, se gasta muchísimo en el consumo y la naturaleza está asfixiada, por eso lucho contra eso. Me interesa mucho la permacultura, que es la vida en ciclos, donde se gasta lo más mínimo.

“Por eso me hace ilusión esta expo, ya que es la primera vez que veo la relación entre la naturaleza y mi abuelo; nunca nadie había hecho esa conexión y él tenía una gran admiración por ella, como todos los grandes: Einstein, Gandhi, Whitman, José Martí… Me ha fascinado esta exhibición de flores con acotaciones de mi abuelo sobre la naturaleza; el artista es un gran maestro y me encanta que haya sido con la técnica de acuarela”.  

"Para mí es difícil reconciliar la imagen que una tiene en la cabeza de un abuelo con la de Charlot, porque nunca lo conocí. Más bien me siento hija de alguien que tenía mucha cultura de Chaplin y cuyo padre fue Chaplin".

Chaplin

“Creo que él decidió ser actor porque quería contar la historia de su infancia. Él creció en la pobreza más absoluta y descarnada, que fue la miseria inglesa del periodo de la reina Victoria: era el tiempo de la industrialización y la gente estaba sin trabajo, sin comida, sin derechos, sin nada. En ese contexto, él se crió en la calle con una madre que actuaba y se insertó en el teatro para contar su historia y luchar contra la pobreza, pero también para reírse y conectar con la gente, para hacer valer su sufrimiento. Mi abuelo era muy cubano, porque se reía de todo.

“Para mí es difícil reconciliar la imagen que una tiene en la cabeza de un abuelo con la de Charlot, porque nunca lo conocí. Más bien me siento hija de alguien que tenía mucha cultura de Chaplin y cuyo padre fue Chaplin. Pero lo que me resulta más bello e interesante es todo lo que él hizo y pudo lograr con una sola vida”.

La actuación

“La interpretación me gusta muchísimo, pero tengo también otros caminos. En mi familia, somos cinco generaciones relacionadas con el arte dramático y todo el mundo se involucró por razones diferentes: algunos por pura supervivencia, otros por necesidad creativa. Mi mamá se hizo actriz porque tiene el talento y le encanta meterse en la piel de otras personas; ella explora y estudia todo.

Me interesa la frecuencia de la verdad: cuando alguien te cuenta una historia y te la crees, la sientes, te llena y te llega.

“En mi caso, fue porque me interesa la frecuencia de la verdad: cuando alguien te cuenta una historia y te la crees, la sientes, te llena y te llega. Sucede igual en la vida real y en la escena, no importa que sea un guion de ficción o tu historia verdadera, porque el mundo es un teatro. Soy actriz y de eso vivo, cosa que es rara hoy día; muchas personas dicen que no se pueden ganar el pan como actores y tienen que hacer además otras cosas. Yo me gano el pan como actriz para poder hacer otras cosas, lo cual es paradójico, pero así es la suerte y la vida de cada cual”.

Juego de Tronos

“Llegué a Juego de Tronos luego de un riguroso proceso, fueron cuatro sesiones de castings. Me he dado cuenta que la serie se ha mostrado aquí y ha tenido gran éxito. Interpreto el personaje de Talisa Stark y el mejor halago que me pueden hacer es que no me reconozcan, porque eso significa que pude hacer de otras personas con éxito. La saga es muy buena, también soy una fan, y ahora que mi personaje ha muerto la puedo ver muy tranquila.

“El colectivo completo es una gran familia, tengo grandes amigos allí como Richard, quien es mi esposo Robb; Finn, que interpreta al hermano homosexual de Margeary Tyrell, al cual adopté como hijo espiritual porque es muy tierno, y mi querida Natalia, Osha en la serie, que la voy a traer a Cuba próximamente, porque ella toca el acordeón en un grupo de música que se llama Molotov Jukebox y quiero que venga aquí para que toque con Kelvis (Ochoa)”.

Cuba

“Lo que más me gusta de Cuba es la gente. Le encuentra el sentido del humor a todo y por eso me siento bien aquí. Me gusta ir al Malecón y caminar por Santos Suárez. Mi hermano y hermana son cubanos, mi papá pasó muchos años aquí, he trabajado en el ICAIC, a mí me concibieron aquí y a mi mamá le encanta esta Isla, viene a cada rato. Me crié entre Cuba, España y Suiza. Fui bailarina y aprendí a bailar aquí.

“Creo que pueden ocurrir grandes cosas con la cultura cubana, porque la gente de afuera se está interesando mucho y todo el mundo quiere venir. Hay que contar la historia en Cuba con la gente de aquí que tiene su estilo propio, para que esta cultura tan linda se mantenga. Ustedes tienen una identidad nacional muy fuerte, y eso no existe en ninguna otra parte del mundo. A un cubano en cualquier sitio del mundo lo reconozco, porque hay un sello y eso hay que contarlo”.

Proyectos

“Tengo una nueva película que también debe estrenarse aquí; es una historia de amor y se llama El viaje más largo, con Scott Eastwood, el hijo de Clint Eastwood, y Jack Houston, que es nieto de John Houston y sobrino de Angélica Houston. Interpreto a una judía austríaca que se escapa de Austria a finales de los años 30 y llega a Carolina del Norte, en los EE.UU., donde se enamora de un judío.

“Ahora me voy a España a rodar una película de un guionista cubano, Alejandro Hernández, que está escribiendo para la televisión española. El filme, dirigido por Salvador Calvo, trata sobre ETA en 1980. Luego me voy para Barcelona a protagonizar otra que se llama Rumbos; es este tipo de cintas donde todo pasa a la vez y varias vidas se unen en un momento.

“Ahora estoy aquí escribiendo un guion con una cubana, Amarilis Pons Mesa. Es muy interesante, porque se trata de un proyecto para una película sobre estos cambios que están ocurriendo en Cuba, pero queremos ir un poco más atrás y explorar la herencia, por eso nos vamos al campo a escribir, a ver si allí nos abstraemos un poquito del ambiente citadino”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato