Selección de poemas

Caridad Atencio • La Habana, Cuba

Vestida y sin rostro
le estaba torciendo el cuello a mi niño.
Una puñalada en la boca
con los dedos abiertos sobre los ojos,
aunque las venas se salen de mis manos.

‘Oí tu voz llamándote a ti mismo’.
Vi vasijas de sólido llenándose de agua.
Y lo pesado se fue al fondo
convirtiendo su vuelo en un crujido.

Comiendo por la partidura
los esclavos no sienten horror.

El carácter está perforado.

 

***

Dormido sangrarás.
Empujo tu pequeña cabeza
en dirección inversa a la carroña:
– el pacto de asistir
acaso divisable borrado por el filo –
Esclava de mi libertad,
vivo lo que hay después:

La imperfección de lo legítimo.
El hueco de la permanencia.

 

***

Abierta para la experiencia amarga,
no sabes si vendrán o si es preciso.
Respirando encerrada conseguirás la vida.
Venir del mismo punto te impulsará en nuevas direcciones.
Ya sin brazos o ansias se esparcirá el secreto:
Ellos aún crecen en cantidades congeladas.

 

***

 

Ah, la pulsión.
La intemperie es henchida bajo arcadas.
Aún en ella el fruto a punto – desgarrado – renace de su sombra.
Piedad del goce preso. Contoneos de utilidad vencida.
La sombra puente – tamizar el objeto:
Lo bello es mutilado.

 

***

Habrá una  torcedura si inclino la cabeza.
No hay cambio ni camino,
sólo dinero que se irá en conseguir dinero.
Se oía mucho.
“A partir de ahí se marchita formalmente”
o una reja de hierro que da a un pasillo
iluminado y vacío
como las serpientes de la suerte.
Encerrado en el cuerpo de la verdad,
partido dentro.

***

Como estalla un cristal
la identidad te absorbe.
La identidad te absorbe
como un veneno.
Cada cara te entierra
un rostro conocido,
cada aire de ausencia
un instante saciado.
Las partes lastimadas
se abandonan,
la mano enmohecida
se retuerce
y la angustia
baja como una paz.

 

Tomados del libro Acaso divisable. Especial para La Jiribilla
Ficha: Caridad Atencio (1963) Licenciada en Filología por la Universidad de la Habana en 1985. Poeta, ensayista e investigadora. Autora de los poemarios Los viles aislamientos (Letras Cubanas,1996), Los poemas desnudos (Ediciones Mucuglifo, Mérida, Venezuela,1995) y  (Reina del mar editores, Cienfuegos,1997), Umbrías (Letras Cubanas, 1999), Los cursos imantados (Ediciones Unión, 2000), Salinas para el potro (Ediciones Extramuros, 2001), La Sucesión (Editorial Letras Cubanas, 2005), Notas a unas notas para L.A. (Editorial Unión, 2005), y El libro de los sentidos (Letras Cubanas, 2010) por el que obtuvo el Premio de la Crítica.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato