Por hablar de más

El Nuevo Herald • Estados Unidos

La precampaña de Trump, contraproducente para su marca y su bolsillo

Cristina García Casado

EFE

WASHINGTON - La precampaña electoral de Donald Trump, en la que muchos vieron una estrategia de publicidad para sus negocios, está resultando contraproducente tanto para su marca como para su bolsillo por la ola de rechazo que han desatado sus comentarios ofensivos sobre los inmigrantes mexicanos.

La polémica le ha costado hasta ahora la ruptura de contratos con las cadenas de televisión Univisión, NBC y Ora TV, el Grupo Televisa, el gigante comercial Macy's, y la Asociación Nacional de Carreras de Automóviles de Serie (NASCAR, por su sigla en inglés).

Lejos de pedir perdón por sus desafortunadas palabras, Trump las ha reafirmado y se ha lanzado a una guerra abierta contra todos los que se le han enfrentado.

“Gracias a toda la gente que ha llamado para decir que están cortando sus tarjetas de crédito de Macy's como protesta contra los inmigrantes ilegales que entran a espuertas en Estados Unidos”, es el último mensaje que el magnate ha escrito este lunes en