Sara González: un amor de millones

Analía Casado Medina • La Habana, Cuba

El jardín de la Gorda acogió este domingo a trovadores y trovadoras de todas las tendencias, de todas las generaciones —una premisa de nuestro A guitarra limpia que afortunadamente se multiplica en espacios hermanos— para recordar a Sara González y regalarle un cumpleaños de canciones.

La maestra Marta Valdés, también de cumpleaños, fue agasajada por todos los creadores que subieron a la escena para compartir sus tonadas comprometidas con sus tiempos, que nos invitaron a pensar una Cuba mejor, que nos asomaron a sus más queridos amores. El libro Palabras (Ediciones Unión) de la cantautora fue puesto a disposición del público como parte de la jornada.

Imagen: La Jiribilla

“Contra viento y marea nos van a matar aquí”, dijo Marta Campos, trovadora que abrió este concierto a muchas voces y una de las protagonistas de estos encuentros entrañables. Noel Nicola con aquello de “quise esconder mi alma pero se me ve” y Marta Valdés con un bolero cervecero, “Orden del día”, conformaron el repertorio de la trovadora para dar paso a Tato Ayress, chilen