Hieroscopia: mirar las entrañas del audiovisual

Pedro Martín Navarro • La Habana, Cuba
Fotos de Internet

Sin ánimos de ponerme demasiado poético —aunque a veces nada es más preciso que la poesía para describir algo— como dijo un amigo: Hieroscopia es el sueño de un grupo que nos atrevimos a soñar con los ojos abiertos.

El llegar a la 5ta. edición de un evento de audiovisuales, desde la periferia cultural y geográfica, con un tercio de las obras realizadas en la misma ciudad de Nuevitas; además de materiales en colaboración con instituciones culturales de nuestro país, en un evento de tres días, es un logro que no nos planteamos cuando empezó todo.

Imagen: La Jiribilla

Recorriendo el camino del Movimiento Audiovisual en Nuevitas (MAN), se observa, sin lugar a dudas, que hemos crecido, mejorado varios conceptos, así como nos hemos relacionado con otros nuevos; uno de ellos es el de la alfabetización audiovisual.

El desconocer los códigos básicos para la lectura de un audiovisual, hace su interpretación pobre, y en muchos casos, malentendida por el público. Por ello hemos comenzado a desarrollar nuestra labor no solo hacia creaciones que puedan ser de un alto valor estético y de un vuelo tal, que, una vez más, quede vetado el público en general a su entendimiento; más que la lectura del audiovisual, en Nuevitas nos aventuramos a la escritura del mismo. Incentivamos a las personas que tengan inquietudes creativas a realizar sus propias obras; a vincularse con realizadores de más experiencia, y en el intercambio generar un desarrollo que tiene la práctica como vehículo de aprendizaje.

En esta edición de Hieroscopia, disfrutamos de algunos audiovisuales cuya factura, forma y contenido congenian de manera adecuada. En ese sentido está El regreso de Geordanys Santana, un material que es el resultado de años de práctica empírica; de colaboración entre creadores; de búsqueda de temas y personajes en lo profundo de la sociedad nuevitera.

Hay que recordar que los primeros audiovisuales de Geordanys Santana no eran así, entiéndase que Santana, nunca fue a una escuela de cine, y véase el ejemplo de él, como símbolo de los realizadores nueviteros, que con la práctica se han ido abriendo camino.

Ya el tiempo, que es la mejor medida de todas las cosas, dirá si sus posibilidades creativas son más fuertes o no, lo que consideramos que no debe negarse, es la posibilidad a todos de gozar las experiencias estéticas de la creación audiovisual, de alimentar el espíritu y la mente, con lo que podemos dibujar en las pantallas.

Esto es lo que hacemos en Nuevitas hoy, una producción audiovisual alternativa, donde buscamos darle la oportunidad de expresarse a muchos que por diversas razones, no lo habían podido hacer antes, con la esperanza de que a través de la práctica, mejoren sus habilidades, su estética, su nivel apreciativo y sensitivo.

Actualmente tenemos más de una decena de realizadores en Nuevitas que cada año se arriesgan a mostrar sus entrañas en el evento, a riesgo de que cada vez que exponemos nuestro corazón, alguien lo lacere, pero convencidos de que solo mostrándolo, le podrá dar la luz del sol o de un proyector. Así seguiremos sin que se nos despierte de este sueño con ojos abiertos igual que un pez.

Comentarios

Los muchachos del MAN son la muestra de que para aprender, solo hay que querer, de que la práctica constante también es una vía para mejorar, de que las inquietudes, las necesidades tienen esta forma especial de expresarlas a través del audiovisual. Quienes los conocen, se contagian con sus ganas de hacer. Así que quienes tengan la oportunidad de participar en Hieroscopia, no deben desaprovecharla. Supone una experiencia rica en muchos sentidos.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato