Notas al fascismo corriente

Jugar con la cadena pero nunca con el mono

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Una operación conjunta de la Policía de Inmigración y Aduanas de EE.UU., el Programa Nacional de Operaciones Contra Fugitivos, el Centro Contra Violadores de Derechos Humanos y Crímenes de Guerra, y el Centro Nacional de Análisis Criminal y de Búsqueda, terminó en la captura de 50 extranjeros, acusados de ser torturadores y violadores de derechos humanos que habrían huido de sus países de origen.

Entre los detenidos hay un sudamericano que habría participado en sesiones en las que se golpeaban a prisioneros o se les aplicaba descargas eléctricas, también un centroamericano que fue policía militar en su país de origen y participó en la detención de personas cuyos derechos humanos fueron violados.

Junto a ellos no fue capturado ni uno solo de sus asesores, ni ninguno de sus jefes superiores que, como se sabe, casi siempre terminan siendo funcionarios de la CIA.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato