Nuevos espacios para adolescentes

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba

Al compás del nuevo siglo nació una de las iniciativas más exitosas de la Oficina del Historiador de la Ciudad (OHCH) para implicar, de forma activa y lúdica, a toda la familia cubana en el disfrute y cuidado del patrimonio histórico-cultural presente en el Centro Histórico: el proyecto Rutas y Andares para Descubrir en Familia abrió las puertas de la Habana Vieja a un público heterogéneo, el cual fue creciendo con el tiempo, de conjunto con las nuevas modalidades de recorridos que se fueron incorporando.

Investigadores, sociólogos, comunicadores, promotores culturales, museólogos, historiadores, arquitectos, guías, artistas e intelectuales han tomado parte en las diversas etapas que van desde la concepción y organización de los recorridos, hasta la puesta en práctica y evaluación de sus resultados. El prestigio alcanzado por Rutas y Andares le valió el tercer reconocimiento del Premio Iberoamericano de Educación y Museos en 2010.

Imagen: La Jiribilla

Este propio año sería testigo de la ejecución de otra excelente iniciativa protagonizada una vez más por la OHCH, unida a la Unicef y con el financiamiento de la Unión Europea como parte de su programa temático “Invertir en las personas”. Se trata del Proyecto de Desarrollo Social Integral y Participativo de los Adolescentes en la Habana Vieja Contigo Somos +.

Al igual que Rutas y Andares, se trata de una abarcadora concepción, gestada por un equipo multidisciplinar con el objetivo de contribuir a una mayor inclusión social y económica de los adolescentes en Cuba y apoyar el desarrollo de sus potencialidades con un enfoque de derechos y equidad.

En el presente año, ambos proyectos se aúnan para generar, además de los habituales talleres, el Andar especial para los adolescentes y jóvenes Contigo Somos +. Sobre las actividades destinadas a este grupo etario, La Jiribilla dialogó con María Fernanda Aldereguía López, investigadora de la Dirección de Gestión Cultural de la OHCH y responsable del programa concebido para los adolescentes.

Rutas y Andares para Descubrir en Familia está cumpliendo 15 años y en este verano hemos diseñado una gama de talleres para los niños, adolescentes y otros miembros de la familia sobre diversos temas: música, filatelia, cerámica, danza árabe, etc. Contamos con más de 80 talleres en la presente edición que beneficiarán a más de mil niños y adolescentes. En ellos intervienen más de 30 instituciones museológicas y culturales, no solo del Centro Histórico, sino también de otras zonas como Vedado, Playa y Centro Habana.

“Uno de los principales objetivos del programa Rutas y Andares es acercar a todos los miembros de la familia cubana, desde niños y adolescentes hasta adultos mayores, al Centro Histórico para que conozcan las fuentes del patrimonio. Como propuesta novedosa de este verano para los adolescentes, se creó el Andar especial Contigo Somos +, que inició el 7 de julio y se llevó a cabo todos los martes del mes por distintas universidades de la capital.

“Este andar está dedicado especialmente a los jóvenes y adolescentes entre 16 y 21 años, con el objetivo de que conozcan acerca de los valores patrimoniales e históricos de las universidades y sobre las carreras que ofertan, por lo que incluye también la formación vocacional, tan importante en estas edades definitorias”.

Durante esta primera edición, el andar especial incluyó cuatro importantes centros universitarios capitalinos: el día 7 de julio se efectuó en la Universidad de las Artes (ISA), el 14 en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (ISPJAE), el 21 en la Universidad de La Habana (UH) y el 28 de julio en el Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas (ICBP) Victoria de Girón. Según comenta María Fernanda, el promedio de participantes en cada edición osciló entre los 30 y 35 jóvenes.

Imagen: La Jiribilla

“Fue una nueva propuesta del programa Rutas y Andares para incorporar a adolescentes y se nos acercaron varias personas desde que lanzamos la matrícula, porque además de ser algo novedoso, resulta muy importante para los muchachos que varias veces no se enteran de las puertas abiertas y desconocen las carreras que se ofrecen en estos centros universitarios. Nosotros nos proponemos continuar con el proyecto en próximos años, generando otros temas para seguir incorporando más niños, adolescentes y jóvenes”.

Con respecto al comportamiento de los talleres en sentido general, en el contexto del décimo quinto aniversario del proyecto Rutas y Andares, refirió: “Los talleres de verano en julio y agosto han tenido una gran matrícula. Hay algunos para niños, otros dirigidos a los adolescentes, y también para adultos y adultos mayores.

Imagen: La Jiribilla

“Este año tenemos talleres intergeneracionales, como el del Planetario para adolescentes y adultos mayores. Otros destinados a adultos, como el Taller de Scrable, de la Biblioteca Rubén Martínez Villena, y para los adolescentes el de Vitrina de Valonia. Se suman otras instituciones como la Casa de México, el Museo de la Cerámica y la Quinta de los Molinos, donde se imparten diversos talleres dirigidos a diferentes rangos etarios de toda la familia, sobre la flora y la fauna: las mariposas, las cotorritas, los bosques, etc.”

Asimismo, María Fernanda adelantó que, como parte de las iniciativas dirigidas al público adolescente, se proyecta la creación de un Centro de Referencia para la atención y participación de los adolescentes que está en proceso de construcción. El edificio contará con salas de navegación, talleres multitemáticos, espacios recreativos y culturales, para conciertos de música, donde se brindarán oportunidades para que los propios jóvenes desarrollen sus capacidades e inquietudes artísticas.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato