Ruly Herrera

Mal tiempo

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

Resulta verdaderamente asombrosa la proliferación de excelentes jazzistas que vive Cuba en los últimos tiempos. Cierto que dicha manifestación musical se ha cultivado entre nosotros desde hace mucho, pero lo que está ocurriendo en la actualidad en relación con la práctica del jazz en el país, no se compara a lo sucedido con anterioridad.

En ese sentido, ya no solo los creadores se interesan por tocar jazz latino o afrocubano, como algunos prefieren llamarlo. La diversidad de estilos jazzísticos que en el presente nuestros compatriotas abrazan, tanto en la Isla como en la diáspora, es uno de los rasgos más significativos de lo que hoy acontece en materia de jazz hecho por cubanos.

Buen ejemplo de lo anterior es el álbum titulado Mal tiempo, acreditado al baterista y compositor Ruly Herrera y que resultase galardonado en la categoría de jazz del Premio Cubadisco correspondiente a 2015. Este es un fonograma que en lo particular disfruto de principio a fin, en virtud de la frescura y desenfado del conjunto de la propuesta.

Contentivo de nueve temas, el disco empieza con el corte denominado “Intro”, llamativa carta de presentación a cargo de un dueto de bajo y batería, con algunas pinceladas de voz. De ahí en adelante, las restantes ocho piezas serán una muestra de la variedad estilística por la que apuestan Ruly Herrera y sus músicos de respaldo. Así, desde un sonido en el que predominan los elementos del jazz rock, este baterista se acerca por momentos al funky, a la balada o a lo que se tiene por más auténticamente cubano.

Cortes como “Tráfico”, “Hanami”, “Almendrón”, “Mal tiempo”, “De to’ un poco” o “Un simple adiós” satisfacen el gusto del más exigente amante del jazz. Empero, si me preguntasen por lo más impactante de la grabación, creo que en el material hay dos piezas que sobresalen. Me refiero a la versión realizada acerca de ese clásico que es “Caravana”, aquí traído a los aires del funky y con un destacadísimo trabajo en el universo de los timbres. El otro tema que para mí se lleva las palmas y que resulta mi favorito de toda la grabación es el titulado “Homenaje a Yellow Jacket”, auténtica maravilla tanto por su estructura morfológica como por el hermoso diseño melódico que posee.

Fonograma sacado al mercado por Producciones Colibrí y en el que encontramos abundancia de solos bien calientes a cargo de batería, guitarra, bajo, teclados y saxofón, esta ópera prima de Ruly Herrera deja claro que él no solo es un notable baterista sino también un atinado compositor y orquestador. Así pues, quienes se interesen por propuestas de jazz no manidas, le recomiendo busque el trabajo titulado Mal tiempo y comprobará que este es un fonograma de alto vuelo artístico, de seguro entre lo mejor hecho en Cuba en lo que va de siglo XXI.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato