Hasta siempre, querido Pacho

Vivian Martínez Tabares • La Habana, Cuba
Viernes, 11 de Septiembre y 2015 (11:48 am)

En la tarde del 9 de septiembre se fue un gran ser humano y un artista consagrado a la escena: Francisco Pacho Martínez, cofundador del Teatro La Candelaria junto al maestro Santiago García, y presencia permanente a lo largo de los 49 años de vida del entrañable grupo colombiano y nuestramericano.

Su rostro inconfundible, de fuertes rasgos mestizos, su nariz aguileña y “su cabellera esponjada y luminosa como su río Magdalena” –y cito de lo que escribiera hace unos instantes su compañero César Badillo--, fue sello indeleble en pasajes de la mayoría de las puestas en escena del grupo. Disciplinado y dispuesto, fue pilar y guía batallador para todos los que fueron sumándose a la aventura. Ni la avanzada enfermedad renal que padeció en los últimos años, ni los severos tratamientos que debía cumplir con regularidad, le impidieron defender cada día su espacio como artista, su papel en cada obra. Tan Candelaria era Pacho que hasta hace poco se le pudo ver en Camilo, como uno de los treces sacerdotes guerrilleros que reviven