Conversación con Orestes Suárez, maestro de la historieta realista cubana

L. D. Robles • La Habana, Cuba
Foto cortesía del entrevistado

Orestes Suárez Lemus es uno de nuestros dibujantes más prolíficos, con ilustraciones, tiras e historietas históricas y humorísticas publicadas en Zunzún, Pionero, Pásalo, Pablo y Cómicos. Se conoce en el mercado internacional por sus colaboraciones con la editorial italiana Bonelli, para la cual ha dibujado parte de las sagas de los personajes Míster No y Tex Willer.

Referentes indispensables para las nuevas generaciones de historietistas cubanos son los personajesCamila, Yakro, las crónicas Vitralitos, así como los episodios de la vida de Pablo de la Torriente o Antonio Maceo, que se cuentan entre los más sólidos representantes cubanos del estilo realista, pletóricos de complejas composiciones, dinámicas narrativas y fuerte expresividad.

Imagen: La Jiribilla

¿Cuáles fueron los personajes (de historieta o literatura) que más lo marcaron en sus primeros años y por qué?

Dentro de la literatura me fascinaban las de aventuras fantásticas,fantasía heroica como las de capas y espadas, o las del western norteamericano.

Entre estas aventuras y como lectura tenía un libro que me gustaba mucho y que incluso soñaba desde entonces en hacer de él una versión en historieta. Este libro se titula Ivanhoe.El príncipe Valiente también resultó muy atractivo e impresionante para mí por esa época, pero ya como género de historieta.

Las historias de Robin Hood; de Sherlock Holmes como literatura; Supermancomo historieta en todas sus vertientes; El Zorro vengador como historietas de aventuras de acción; Flash Gordon como ciencia ficción en historietas de Alex Raymond (clásicos); Batman y Robin; La Sombra; HopalongCassidy; BatMasterson; El Llanero Solitario, etc.

Eran historias cautivantes y llenas de emoción que alimentaban mis fantasías juveniles y porque marcaron una época en la que me encontraba en pleno desarrollo emocional y de conocimientos.

¿Cuándo comienza a hacer historietas y publica por primera vez? ¿Por qué la escoge como medio de expresión?

En el año 1977 comencé a trabajar como Dibujante Ilustrador humorístico, pero en 1979 hice mi primera incursión en la historieta profesional humorística con El Planeta Dividido. Estas primeras historietas las realicé en un tiempo libre fuera del contenido de trabajo que tenía dentro del equipo de divulgación de la Organización de Pioneros José Martí. Le llamábamos entonces“trabajo de extra-plan” (no programado), y de forma completamente gratis, para la revista Pásalo.

Cuando trabajaba todavía como electricista de mantenimiento en la Industria Ligera asistía a la Escuela de Diseño Gráfico ubicada entonces en las calles 4 y 11, del Vedado. Uno de mis profesores era Enrique Martínez Blanco,quien era jefe artístico del equipo de diseño de Gente Nueva del Instituto del Libro. Él me propuso hacer las ilustraciones del libro Zoia y Shura, de la escritora rusa L. Kosmodemianskaia, sobre dos hermanos y sus vidas durante la II Guerra Mundial.Este fue realmente mi primer trabajo editorial y sin ninguna experiencia como dibujante.

Considero que la historieta es un medio artístico que comunica atractivamente diferentes mensajes con características especiales de desarrollo y gran creatividad plástica y de diseño gráfico para cualquier tipo depúblico,pues tiene un lenguaje muy enigmático y seductor que obliga a los interesados a seguir su lectura e imágenes en secuencia hasta la terminación de la misma.

La historieta es un medio artístico que comunica atractivamente diferentes mensajes con características especiales de desarrollo y gran creatividad plástica y de diseño gráfico para cualquier tipo depúblico

Tiene la facilidad de representar una historia cualquiera, una obra clásica, un poema, un tema histórico o de ficción,ciencia ficción, con la misma veracidad y elocuenciacreativa,llevada al papel con similar desarrollo al del cine.

¿Cuáles son sus ídolos (dibujantes, guionistas, personajes...) en el mundo de la historieta?

Ha habido muchos dibujantes de historietas que me impresionaron e inspiraron para seguir este camino y que hicieron sus propios guiones, y otros pocos con textos de otros excelentes escritores.

Como dibujantede historietas admiré mucho al español y guionista de tebeosVíctor de la Fuente; a Frank Frazetta,Milo Manara, Hugo Pratt, Milton Caniff, Alex Raymond,Moebius y Harold Foster.Carlos Giménez abrió, sorpresivamente en mí, una nueva faceta en mi estilo de trabajo y de diseño. Comencé entonces a curiosear en la historietasemi-humorística y otro tanto en el humor infantil.  

Todos estos maestros fueron los principales cánones a seguir en mi vida profesional. Los primeros dibujantes cubanos que me ayudaron e inspiraron desde temprana edad fueron, en este orden, Roberto Alfonso, Luis Lorenzo y Virgilio Martínez.

Imagen: La Jiribilla

Me voy a España (1985),dibujos de Oréstes Suarez con guion de África publicado por la Editorial Pablo de la Torriente
 

¿Con cuáles guionistas ha trabajado? Cuénteme su experiencia.

He tenido que trabajar con varios porque nunca me consideré capaz de lograr un buen guion y de tener el conocimiento y cultura suficiente para hacerlo, pues respeto muchísimo esa profesión.Como primeros guionistas tuve a Ernesto Padrón, Jorge Oliver y Alexis Cánovas. Más adelante me aventuré con otros como Manolo Pérez Alfaro, Jorge L. Guerra, Juan Padrón Blanco y Ana Núñez Machín (África)

Después, en el año 1993, comencé mi labor con editoriales italianas, en este caso específico con la EURA Editores.p.a. de Roma, con dos guionistas: Dempsey (revista Skorpio); Mazzitelli, (revista Lanciostory)

A partir de 1994 empecé a colaborar para la SergioBonellis.p.a. deMilán, Italia, con guionistas de la talla deLuigi Mignacco, Maurizio Colombo, Marco Freo, Stefano Marzorati,MicheleMasiero y Mauro Boselli.

¿Cuál fue el origen de personajes como Inés, Aldo y Beto, Blito, Yakro, Camila…?

Estando trabajando en el Departamento de Divulgación de los Pioneros, Ernesto Padrón y yo nos ponemos de acuerdo para hacer una historieta con tres pioneros que simbolizaran las tres etapas que se constituían por entonces, debido al crecimiento de la organización. Ya más clara la idea, pensamos en el diseño de los tres personajes y sus nombres:Betorepresenta al pionero Moncadista,Inés a la pionera de primaria José Martí y a Aldo como el pionero que representaba la secundaria.

Ubicándonos en este período de la organización pioneril, aprovechamos que por entonces también existía una publicación de poca tirada y sin cobro alguno,totalmente libre. Después cuando aumentó su edición se le puso precio de venta, dirigida especialmente a estos niveles escolares del país. Era una publicación de bajo costo y de limitada producción, por lo que los alumnos debían pasárselas entre ellos para poderla ver y por eso se le nombróPásalo.

En el caso específico de los tres niños pioneros,ellos hacían gala de la imaginación gracias a la lectura que debían hacer de libros de historia, y después ellos se integraban a las mismas con un toque de fantasía. Usaban unos cascos con alambres que simulaban una especie de transportador fantástico que los llevaban a las historias que leían, en cuyo desarrollo debían incidir.

En el caso de Blito y su perrito Pupiocurre de forma menos estudiada y más espontánea, pues solo se utilizaban en cortas historias, mayormente las de Blito y sus amigos. Sus tiras eran de tres o cuatro cuadros, ubicadas en los márgenes de algunas páginas de la revista Zunzún. Blito fue un niñoque compartía sus fantasías, como dije con Pupi, su perrito, pero además con otros amiguitos como Anita, Fili y Pepe, el gordo.

Yakro surgió de una idea que nunca fructificó como proyecto original, pues ciertamente tenía pensado hacer una historia más compleja y larga, y con intenciones de mezclar la ciencia-ficción conla aventura, en un panorama difícil y hostil, ubicado en el período de la Era Cuaternaria.

Antiguamente existía una biblioteca en el edificio del semanario Pionero, en H y 17, Vedado. Una biblioteca espectacular y muy surtida. Entre todos aquellos viejos y enormes librosme encontré un enorme libro sobre la prehistoria, con unas increíbles pinturas hechas por un gran artista de la plástica norteamericano, hiperrealista,Norman Rockwell.

Me ubiqué concretamente en la era Cuaternaria. Ante mí tenía estas maravillosas pinturas hechas con todo rigor artístico y marcadamente realistas. Lo sorprendente era que las habían hecho los mismos científicos que hicieron los estudiospara el asombroso libro. Me encantó,por lo que fui tejiendo historias e imágenes mientras pasaba la vista por todas ellas. Quise entonces crear una historia sin el compromiso de realizarla para ninguna editorial. Me dije: “Este trabajo va a ser como mi Mona Lisa”. Entonces pensé en un personaje de características especiales que pudiera ser el principal protagonista y turista del planeta tierra en una época como esta.

Surgió lógicamente Yakro, el hombre-lagarto, el científico extraterrestre. Tendría entonces la oportunidad de recrear un ambiente diferente, hostil, peligroso, entre bestias enormes y salvajes, muy raras y que despertara la curiosidad en cualquiera de nosotros. Una vegetación atípica que daría pie a ilustraciones interesantes y nada convencionales, y todo en medio de una trama que elaboraría durante semanas de estudios aportados por el interesante libro.

Imagen: La Jiribilla

Página de Yakro
 

La idea final era traer a este hombre-lagarto —científico ecólogo, o cualquier término de esa especialidad— del exterior, del espacio sideral, a este panorama exuberante y hostil, y relatar una historia medio de ciencia-ficción y de aventuras.  Saldría, pensaba yo, un álbum de muchas páginas, y al final terminé con diez u 11, con varias historias hechas a machetazos. Solo se hicieron cuatro.

Camilasurgió gracias a la imaginación y el texto de Manolo Pérez Alfaro. A mí solo me tocó darle cuerpo y cara al personaje. La personalidad que necesitaba era una foto-reportera protectora del ecosistema, que acompaña a su padre científico o biólogo, en sus investigaciones por la selva del Amazonas.

El tema era bueno, pues no abundaban personajes femeninos que se trataran de esta manera en nuestro país, y aunque el hábitat de las historias era la selva latinoamericana, se trataba realmente de personajes cubanos.Este es otro caso del que nunca se llegó a hacer un libro con todos sus capítulos. Es uno de mis personajes con más historias de todos los que he hecho, con la excepción de los realizados para la editora Bonelli.

Vitralitos fue una serie de historietas humorísticas y semi-humorísticas con guion de Jorge L. Guerra. Surgieron en una época de crisis en el país, difícil en todos los aspectos, por lo que se ocupó sobre temas y problemas más comunes de la sociedad de aquellos años.Gracias a mi encuentro con las historias geniales de Carlos Giménez pude hallar una manera más ágil de realización y aportar mi granito de arena en el género humorístico, crear un tipo de humor y diseño adecuadosa mis posibilidades y estilo de trabajo.

Fue una experiencia muy provechosa y productiva en este campo, y aportó una mejora inigualable al diseño de las historietas que hice por entonces sobre temas históricos y de ficción.Junto a Vitralitos hice muchas otras historietas humorísticas con guion de Manolo Pérez también de temas sociales.

Crisis de los 90, Período Especial...  ¿Qué sucede con el universo de la historieta en Cuba? Su experiencia…

Al llegar los 90, caen en crisis total distintos frentes económicos del país y uno de ellos fue la producción editorial. La crisis del papel en este sector fue fundamental. Desaparecen entonces como primer objetivo, publicaciones que fueron estimadas las menos importantes, como las revistas Pablo y Cómicos, de la Editora Pablo de la Torriente de la UPEC, y con ellas todos nuestros sueños y esperanzas.

Quedaron otras publicaciones muy ceñidas al sector periodístico y a determinadas especialidades del mismo. Fueron eliminadas aquellas que colmaban los estanquillos públicos, nuestras revistas de la Editorial Pablo, que sí fueron muy rentables y causaron la mayor demanda de ventas, pues se agotaban inmediatamente en los estanquillos y librerías. Nunca se había logrado ventas de revistas con tanta demandade la población como en este caso de las revistas de historieta.

Además, existían muchas exposiciones y encuentros nacionales e internacionales donde se incluían a los humoristas del país. Se celebraban por entonces las dos Bienales del Humor y de la historieta nacional e internacional.  Habíamos alcanzado una categoría muy destacada a escala internacional en tan pocos años de producción y de desarrollo.

A partir de entonces desapareció toda posibilidad para un profesional de la historieta, disolviéndose este poder creador dentro de otras artes. Murió toda posibilidad creadora de este género. Esto obligó a muchos a buscar otras ofertas existentes en mercados extranjeros.

La nueva situación editorial de dibujantes y guionistas de la historieta cubana quedó truncada y sin esperanzas en aquellos años, sin la oportunidad de ningún desarrollo, al no existir más la oportunidad de un mercado libre de la historieta

En mi caso, la suerte de contar con buenos amigos por entonces, y de ser bien considerado por otros que sí sostenían este poder editorial del comic mundial con mucha más fuerza y consistencia, me brindó esta nuevaoportunidad de trabajar. Así pasé a ser parte del equipo de colaboradores de la Sergio Bonelli.

La nueva situación editorial de dibujantes y guionistas de la historieta cubana quedó truncada y sin esperanzas en aquellos años, sin la oportunidad de ningún desarrollo, al no existir más la oportunidad de un mercado libre de la historieta. Lo que se había adelantado entonces por la década de los 80 se destruyó por completo en los 90, gracias al Período Especial y la crisis de económica generadapor la caída del campo socialista.

¿Qué opinión le merece el estado actual de la historieta en Cuba y el mundo? ¿Qué piensa de esta nueva ola de jóvenes historietistas y del público del siglo XXI?

Realmente, después de tantos años de trabajo colaborando con una editorial extranjera, ya entrado el siglo XXI, vislumbro una tenue luz de esperanza para los jóvenes amantes de este género en nuestros días. Nada más esperanzador que la gestión misma de algunos sectores artísticos y en específico, la Oficina del Historiador de La Habana con el surgimiento de la Vitrina de Valonia, como única cura al fin de nuestras publicaciones especializadas.

Por otro lado, considero muy poca la evolución y desarrollo, con excepción de algunos casos aislados.La ineficacia y el pobre desempeño de la historieta que se ha estado haciendo hasta ahora ha sido producto de muchos de estos problemas actuales, que estriban en la ausencia de cursos y encuentros o exposiciones del género en otros niveles del país y la capital, bibliotecas donde pueda promoverse y desarrollarse el conocimiento sobre la especialidad.

Los cubanos están muy lejos de alcanzar en estos momentos el desarrollo con que cuenta la historieta en el mundo en cuanto al adelanto de los medios editoriales, con sus técnicas y materiales que elevan su calidad de realización. No por ello estos jóvenes dejan de ser los más preparados en escuelas como San Alejandro, la ENA y el ISA y otras no menos importantes como las escuelas de diseño y hasta la UCI, que registra un porciento importante de muchachos con inquietudes especiales; muchos orientados por propia vocación  hacia la creación de la historieta y la animación.

Imagen: La Jiribilla

¿Qué piensa de la oportunidad de haber publicado en editoriales como la Bonelli durante todo este tiempo?

Haber publicado en editoriales como la Editora Sergio Bonelli ha sido el bálsamo para seguir trabajando y soñando.

Es muy gratificante hacer un buen trabajo, dibujar página por página y apreciar tus posibilidades reales, porque son impresiones de libros excelentes, que motivan al autor a crecerse y buscar una mayor y mejor realización en sus dibujos.Cuentas con todos los recursos que se requieran para lograr lo mejor de ti.

No es lo mismo esmerarse en hacer un excelente trabajo y verlo impreso en una revista mediocre de mala factura, debido a la baja calidad del papel y de los medios de impresión, todo un esfuerzo perdido, como sucede en muchos de nuestros casos.

Hay algunas editoriales del interior del país que cuentan con una mejor calidad en sus publicaciones, aunque la profesionalidad no sea la mejor. Al menos pueden tener la oportunidad de esforzarse un poco más y sacar un mayor resultado de ellas.  Eso hay que cuidarlo y respetarlo, pues no todos tienen la oportunidad de contar con ello.

El personaje creado por Sergio Bonelli como escritor es conocido como Míster Noy cuenta con alrededor de 14 o 15 historias  (libros) de 94 páginas cada uno. Es un piloto yanqui venido de la Segunda Guerra Mundial. Su verdadero nombre es Jerry Drake. Después de concluir la guerra se fue a vivir a Manaos, Brasil, donde trabaja como piloto de una avioneta de turismo. Este tipo de trabajo lo colocaba en una posición propensa a participar en diferentes historias que le aportaban los pasajeros y a veces se veía involucrado directamente, corriendo grandes peligros, en ocasiones resolviéndolas él mismo o con ayuda de sus amigos.Estas historias las escribían varios guionistas de la editorial y finalizaron en 2006.

Después me pusieron a hacer las historias del antiguo Oeste norteamericano, con un personaje muy importante para la Bonelli, uno de los más antiguos y que mayor venta le proporcionó: el comisario Tex Willer. Trabajé en dos de sus historias: un álbum de 240 páginascon el título original de I ribelli di Cuba, en 2010. La trama principal trataba sobre el rescate de un niño norteamericano raptado por practicantes del vudú de los EE.UU. y traído después a Cuba, al cuidado de grupos de bandidos que huyen de la justicia española y otros afiliados a estas mismas prácticas.

El otro que hice todavía no ha sido publicado, con título provisional de A cualquier preciocon 110 páginas. Esta historia transcurre en los propios EE.UU. del siglo XIX, y trata sobre una banda unida a un estafador que seduce a la hija de un colono, y finge un auto-rapto para sacarle dinero a su suegro, por su propio rescate.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato