Ratifican a Cuba como coordinadora del Proyecto ALBA Cultural

La Jiribilla • La Habana, Cuba

A petición del Estado Plurinacional de Bolivia, y con apoyo unánime de los representantes de Cultura de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Cuba fue reelecta hoy coordinadora del Proyecto ALBA Cultural.

Durante la Sexta Reunión de esos funcionarios, realizada por primera vez en La Habana, no solo se reconoció el papel de la Isla en el desarrollo de estrategias a favor de la cultura en la región, sino que se hizo un profundo análisis del Proyecto Grannacional, el cual pretende reimpulsarse desde bases más consolidadas. 

Representantes de los 11 países miembros de la institución coincidieron en la necesidad de enfatizar el papel de la cultura como plataforma para el desarrollo sostenible, la reafirmación de nuestras identidades caribeñas, la disminución de la pobreza y las desigualdades sociales.

En ese sentido se revisaron las acciones desarrolladas desde la V Reunión en Caracas (2014) con el objetivo de potenciar la gestión cultural en la región y su impacto en las comunidades. Entre esas actividades figuraron la apertura de la Casa del Alba Cultural en Barinas; la convocatoria a los Premios ALBA Narrativa y Nuestra América: Primera Copia —que propiciaron una activa participación latinoamericana y, en menor medida, caribeña—; y el Proyecto Caribe, para atender las necesidades prioritarias de los seis países miembros del Caribe anglófono. 

De acuerdo con el coordinador del Proyecto Grannacional, Ismael González, en octubre próximo se prevé la realización del Encuentro de Coordinadores del ALBA, otro estímulo para la integración, así como la apertura de una nueva Casa del ALBA en La Paz.   
   
Especial relevancia tuvieron las discusiones sobre la conservación del patrimonio material e intangible de las naciones, vinculado a la preservación de las identidades. Además se denunció el tráfico de bienes patrimoniales a partir de experiencias como la de Ecuador y Bolivia, cuyas riquezas han sido saqueadas en los últimos años y se recuperan progresivamente. 

Igualmente, se promovió un cambio en el entendimiento político mundial sobre la soberanía del patrimonio —que no se pierda cuando sale del territorio—, y sobre el tráfico de bienes culturales —para el que se necesita un control mayor.

Otro de los temas abordados fueron las nuevas tecnologías y su impacto en las comunidades, el estímulo de las industrias creativas y de redes entre gestores culturales, la recuperación de saberes, la formación de públicos atendiendo a un concepto amplio y contrahegemónico de cultura, y la participación de los productos culturales latinoamericanos y caribeños dentro de sus programaciones. 

El ALBA Cultural —se reconoció— resulta un proyecto que no solo refuerza la integración entre sus estados miembros, sino que irradia sus preceptos hacia todos los países con el ánimo de alcanzar un desarrollo sostenible, que no admite divisiones políticas o económicas. 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato