Cienfuegos, Los Novo y la trova de guardia

Amanda Velero • La Habana, Cuba

Fotos: Cortesía del Centro Pablo

Un arco de sentimientos, de historia y buenas canciones se produjo este sábado en el patio de las yagrumas del Centro Pablo con el concierto del dúo cienfueguero Los Novo, quienes resumieron sus 35 años de trayectoria en un recital dedicado esencialmente a su ciudad, pero atravesado, sobre todo, por el amor, propósito esencial de esta presentación desde su mismo título, que correría sus cortinas precisamente con el tema “Te vengo a amar”.

Imagen: La Jiribilla

Y como parte también de ese arco al que hacía referencia en sus palabras de presentación el director del Centro Pablo, Víctor Casaus, este concierto cierra y abre al mismo tiempo un ciclo del proyecto A guitarra limpia durante estas casi dos décadas de trabajo creador, donde han estado trovadores de todas las tendencias y generaciones de la nueva trova, según el eslogan de ese espacio que estrenó Santiaguito Feliú en el año 1998 con su “Futuro Inmediato”: «Así se llama su canción y aquel concierto, ese Futuro inmediato que se continúa hoy aquí con el concierto de Los Novo», dijo Casaus.

Asimismo, “la amistad y la solidaridad son otras de las categorías que han hecho posible la existencia y permanencia del Centro y de A guitarra limpia, apuntaba Casaus, “de ahí la representación en este concierto de la familia Guerrero con Maruchi, la hermana de Tony, pues Los Novo entre esas muchísimas cualidades que los convierten en cronistas musicales y cuidadores de la memoria de su región han sido unos practicantes fieles de la solidaridad y han reflejado esa relación con los Cinco y con Tony en su obra”.

“De este amor” es el tema de estos artistas que integró el proyecto discográfico Regresaré, y que especialmente en este recital regalaron a los Cinco y sus familias, interpretado junto a Vicente Feliú: “Ella descubrió el Alba, yo anduve sin remedio; ella fue la culpable de este amor sin reverso y estos son de su ayer mis más recientes versos”.

Imagen: La Jiribilla

Un poco antes, “José y María”, tema que —como muchas otras veces— Los Novo precedieron con un poema que nos invita a soñar todo el amor del mundo para esta canción que nos traslada el nacimiento de Jesús desde Nazaret hasta aquí, “en nuestra autopista nacional, bajo el tibio sol de diciembre”, según ellos mismos narran en esta hermosa y sugerente historia que con muchísimos aplausos nos terminó diciendo: “Se llaman José y  María, con su hijo siguen viaje por la Ocho Vía, no importa cuánto tarden en el camino, si el amor de la vida llevan consigo”.

Por otro lado, su natal Cienfuegos, sus personajes y costumbres están muy presentes en todo el repertorio de estos trovadores que desde hace alrededor de un año se acompañan de un formato mayor en el que actúan los jóvenes músicos Geidi Gómez Pérez, en la flauta y los coros; María del Carmen Rodríguez Sánchez, en los coros, las claves y el güiro, así como José Carlos Hernández Matamoros en la percusión.

“Le hemos cantado fundamentalmente a Cienfuegos, que es la ciudad donde vivimos, la ciudad a la que tanto queremos; hemos dedicado gran parte de nuestro trabajo a ella, a sus personajes, a sus acontecimientos importantes, porque esta profesión por algún lugarcito tiene su deber social y a medida que los años pasan ese deber social se va haciendo más serio, y te vas dando cuenta que tu trabajo puede incidir en determinados aspectos de la sociedad, así que después de 35 años trabajando en Cienfuegos muy pocas cosas nos son ajenas y sabemos que hay muchísimas a las cuales quizá cantándoles sean mejor”, dijeron Pedro y Roberto Novo durante esta visita a La Habana y al Centro Pablo.

Entonces, canciones como “Donde brisas y olas” y “Los viejitos de mi parque”, interpretadas en este concierto, hablan de esas “pequeñas y cotidianas cosas cienfuegueras”, algo que para Los Novo ha sido una gran suerte pues les ha permitido, según dijeron, conversar desde muy cerca con la ciudad y, de paso, llevársela de vez en cuando de paseo por muchas partes.

Imagen: La Jiribilla

Y en Cienfuegos estos artistas han logrado articular dos espacios fundamentales de promoción de sus canciones: La trova de guardia, que tiene lugar todos los domingos a las 11 de la mañana en los Jardines de la UNEAC de esa ciudad, y La Novotrova, que consiste en llevar la música de Los Novo a aquellos sitios con más dificultades, donde la gente no tiene la posibilidad de transportarse ni acceder a la cultura; un proyecto similar al de la Gira Interminable de Silvio por los barrios, según recordó Roberto, y que particularmente las personas agradecen mucho.

Asimismo aparecen en todo el repertorio de Los Novo —que comprende desde un primer disco nombrado Ánimo gente mía, hasta el más reciente, que es un recopilatorio luego de 35 años titulado Decirte cosas de amor— muchos temas jocosos, de doble sentido, picarescos, como es el caso de “Lo que no digo”, “La protesta de las gallinas” y “La Puerquireunión”, tres guarachas que siguen magistralmente esta tradición que puso muy en alto El Guayabero.

A propósito del espacio A guitarra limpia, Pedro y Roberto consideraron muy importante este recital en el Centro Pablo por tratarse, sobre todo, de un lugar que ha sido históricamente un refugio de trovadores de todo el país, “además de que aquí trabaja gente que respetamos mucho, y sabemos que detrás de todas ellas hay otras que queremos más, trovadores, amigos de guitarras”.

Imagen: La Jiribilla

De acuerdo con esa habitual confluencia de manifestaciones que promueve la institución estuvo acompañando todo el concierto la imagen de trovador pintada por el artista plástico cienfueguero Gabriel Novo Joya, al mismo tiempo que estuvo en el patio de las yagrumas una representación de la UNEAC, con su vicepresidente Pedro de la Hoz, y la escritora y crítica de arte Virginia Alberti.

Y para cerrar el concierto con el mismo amor con que abrieron, Los Novo interpretaron por ultimo “Ánimo gente mía”, diciendo a golpe de palmadas: “Ánimo, ánimo, gente mía...Téngase fe que siempre a la noche más negra le amanece el día”; y así se despidieron, agradeciendo al Centro y prometiendo contar a todos los cienfuegueros que en ese sitio se pueden siempre decir muchísimas cosas de amor.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato