Danza caprichosa

Marilyn Garbey • La Habana, Cuba

Casi siempre, alrededor del 25 de septiembre, Danza Contemporánea de Cuba sube a escena. La fecha fundacional de la compañía es ocasión para presentar nuevas propuestas capaces de atraer a un público deseoso de saber cuáles son los caminos trazados por la tropa que conduce el profesor  Miguel Iglesias.

Esta vez el programa fue extenso, espejo que refleja la intensidad del trabajo diario y las dificultades que acechan a quienes se empeñan en hacer de la danza un pretexto para dialogar con sus contemporáneos.Nombres como AngelsMargarit y Annabel López-Ochoa comparten cartel con los cubanos Georges Céspedes y Julio César Iglesias, en franca interacción entre la técnica cubana de danza y tendencias que ahora mismo planean en el mundo.

Hoy, cuando celebramos 57 años del gesto fundador de Ramiro Guerra, valdría la pena recordar que desde los primeros momentos de la compañía fluyó el intercambio entre las expresiones danzarias de los cubanos y lo que sucedía en el resto del mundo porque la danza cubana, en consonancia con nuestro espíritu, está abierta a la contaminación inteligente y creativa.

 

Otros caprichos de AngelsMargarit

Otros caprichos constituye la variación cubana de Capricis, una pieza de AngelsMargarit y su CiaMudances para 12 intérpretes, que recibió el premio Butaca al mejor espectáculo de danza del 2014 en el Festival Grec de Barcelona. Catalogada como divertimento por su autora, la pieza abre posibilidades para el lucimiento de los bailarines, pues el juego escénico les exige comprometer su personalidad y sus posibilidades para el movimiento.El contrapunteo entre la música de 15 caprichos de Paganini y el desempeño de 22 bailarines es la columna vertebral de la pieza estrenada en el Teatro Mella, pequeñas escenas, marcadas por el ritmo de la música de Paganini, un violín chirriante que a veces se vuelve insoportable.

A menudo se subraya la extrema fisicalidad de los bailarines de esta compañía, cualidad que estimula el fervor del público tan dado al virtuosismo y el deseo de coreógrafos de otras latitudes a venir hasta La Habana para trabajar con ellos. En dicha obra esta cualidad se matiza para dar paso al conflicto entre el bailarín y su cuerpo, entre el intérprete y su biografía corporal, y es ese uno de sus valores, el sacarlos de la rutina y proponerles otro camino. Vestidos de riguroso blanco, solos, en pareja, en grupo, interactuando con los conos de luces, los bailarines se dejan llevar al juego —por momentos reiterativo— que plantea la coreógrafa. Me gustaría verlos algún día eligiendo al azar los Caprichos a representar, variando el orden según las circunstancias espaciales y la disposición del público, y es que la estructura de la obra propicia esos juegos, buen ejercicio para romper hábitos.

Anda, muévete

George Céspedes es el coreógrafo cubano más reconocido de este momento. Con talento y trabajo ha ido conformando su obra, que le ha valido numerosos lauros. Primero en Danza Contemporánea de Cuba, agrupación en la que se formó y con la cual afortunadamente sigue colaborando, y ahora en Los hijos del director, compañía que recientemente fundara, espacio que le ha permitido iniciar un nuevo sendero para la creación. Mambo 3XXI, MatriaEtnocentra e Identidad-1 son expresiones de sus inquietudes por temas como la identidad nacional, un asunto siempre en discusión pues saber quiénes somos y hacia dónde vamos es permanente preocupación del ser humano. Que George refleje sus angustias a través de la danza es una buena noticia, porque desbarata el estereotipo de que este arte solo es terreno para el goce y el placer.

MatriaEtnocentrapone en entredicho los límites que pretenden uniformar la conducta humana. Pareciera decirnos que el ser humano es capaz de burlar con su creatividad los más rígidos preceptos. Siguiendo algunas de las pautas de la trilogía que conforma junto a Mambo 3XXIeIdentidad-1, en MatriaEtnocentra el diseño espacial se traza geométricamente, líneas que luego se romperán dramáticamente, pero nótese que en esta pieza el autor comienza a matizar el frenesí que habitualmente les exige a los bailarines.En grupo, en dúos o tríos, los intérpretes se desplazan al ritmo de temas de la música popular cubana, revisitados electrónicamente; a excepción de “Vete de mí”, escuchada en la singular voz de Bola de Nieve, devenido en solo muy bien interpretado por Mario S. Elías.

Danza Contemporánea de Cuba: 57 años en movimiento

Fruto de la capacidad de gestión de la compañía, llegó AngelsMargarit a La Habana, como antes lo hiciera Annabel López-Ochoa. Al calor que rompió récord en este agosto, se sumó la situación generada por el éxodo de bailarines hacia otras compañías, lo cual puso en peligro el nuevo montaje y el repertorio reciente. Es ciertoque los más jóvenes quieren conocer el mundo y probar su talento en otras agrupaciones dancísticas, que muchas formas de organización de la actividad teatral en Cuba se han anquilosado, que va siendo insostenible el financiamiento estatal a grupos que suben aescena con muy poca frecuencia. Por eso urge revisar estos aspectos pues en el panorama que se avecina se establecerán diversas formas de gestión de la actividad artística, algunas pueden ser favorables para el desarrollo, pero otras pudieran hacer tambalear nuestro movimiento danzario, ya anémico en otras zonas.

Quiero, también, llamar la atención sobre el esfuerzo que implicó para los bailarines estas jornadas agotadoras. Tengo noticias de algunas investigaciones centradas en la necesidad de proteger el instrumento de trabajo del bailarín, su cuerpo, y eso va desde la exigencia de la preparación física, pasando por lo imperativo del ejercicio de calentamiento, hasta la conformación del programa de cada noche. Es cierto, hay que pensar en el público exigente y hay que convencer a los patrocinadores, pero también hay que cuidar del bailarín para evitarle lesiones y propiciar su rendimiento.

Danza Contemporánea de Cuba sigue nutriendo la danza toda, y sigue siendo el espacio laboratorio donde convergen todas las interrogantes y todas las satisfacciones de la danza cubana. Alguien me preguntó por la fidelidad a los presupuestos fundacionales, la compañía sigue abierta al mundo, presta a compartir con los espectadores, reflejándonos tal y como somos, hombres y mujeres, blancos, negros, mestizos, soñadores y perfectibles.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato