De Lecuona a Sinatra, caminos que se unen

Rosana Berjaga • La Habana, Cuba
Imágenes de Internet

Juntos, Miriam Ramos y Ernán López-Nussa conforman un dueto que comparte calidez, espontaneidad y calidad artística. Más de una vez han estado unidos sobre el escenario y esa química que confiesan existe entre ellos contagia también a los espectadores.

En esta ocasión, el Festival Las Voces Humanas, producido por la Oficina Leo Brouwer, vuelve a hacerlos confluir en un proyecto que califican como retador y maravilloso a un mismo tiempo. Ya desde los primeros ensayos, con el estudio del propio Hernán como lugar de los hechos, se vislumbra un espectáculo emotivo e inolvidable.

Imagen: La Jiribilla

Sobre el proceso de preparación de su concierto “De Lecuona a Sinatra”, este sábado 3 de octubre, los músicos comentaron a La Jiribilla sus consideraciones.

Ernán López-Nussa (HL): “Este concierto ha sido una propuesta del mismísimo Leo Brouwer: homenajear de conjunto a Ernesto Lecuona y a Frank Sinatra, dos grandes de la música que compartieron época, aunque diferentes estilos”.

Miriam Ramos (MR): “Cuando uno comienza a mirar el programa, se da cuenta de que hay muchos aniversarios a celebrar en el marco de este Festival. Y por otra parte, es siempre tan coherente con este nombre de Las Voces Humanas… al menos así sucede con nuestro concierto. Ahí tenemos a Sinatra, apodado por sus conocidos y por la crítica como La voz, una figura imprescindible dentro de la cultura mundial, independientemente de todos los vínculos que se le comentan; y qué decir de nuestro Lecuona, cuya voz estaba en la pureza misma de la música.

“Sin embargo, confieso que cuando Leo llegó con esta propuesta me quedé un poco perpleja. Era cuestión de idear cómo hacer confluir estas dos genialidades. Luego me di cuenta de que aquí el punto de oro era Hernán. Él es definitivamente la varita mágica del concierto, quien hace posible esta confluencia”.

EL: “Se trata, más bien, de poder encontrar el punto de conexión: ese momento en que los dos artistas se sienten similares”.

MR: “No lo dudo, pero sin la lucidez de Ernán, hubiera sido más difícil. Cuando uno escucha detenidamente estos sacrilegios, se da cuenta de lo que hablo. Él conoce dónde exactamente hay que trabajar. Lo digo no porque sea mi amigo, sino porque es realmente el tipo de persona que se fija en los detalles, que sabe cómo encontrar el enlace que hace fluir proyectos como este.

“Y claro, después de pensar en la propuesta de Leo, nos percatamos de que en nuestro disco de las canciones de Lecuona, sobre todo en lo referido a su mundo, hay cosas tan poderosas, perfectamente coherentes con el universo de Frank Sinatra. Este concierto demuestra que sí existe una correlación”.

Imagen: La Jiribilla

No obstante, preparar un espectáculo con la complejidad de “De Lecuona a Sinatra” requiere una afinada selección y un trabajo creativo exquisito, que solo puede conseguirse cuando hay una conexión entre los concertistas.

MR: “En primer lugar trabajamos con nuestro disco de canciones de Lecuona. La selección primera salió de allí”.

EL: “Sí, ese es el inicio de un trabajo, digamos, de producción. Se trata de seleccionar las canciones adecuadamente. Puedo asegurar que Miriam es una maestra en esto de escoger repertorio, incluso cuando hay una canción que puede ser complicada para llevarla a un contexto musical determinado, como es el caso del jazz a música popular cubana. Ella es capaz de traducirme. Ya cuando pasa por sus manos, viene a mí con una carga de información que me guía y me facilita las cosas”.

MR: “Ah, pero eso es algo que no puedo hacer con todo el mundo. Lo confieso”.

EL: “Sí, la verdad nos llevamos bien”. (Ríe)

MR: “Entre nosotros existe una química que nos evita demasiadas explicaciones. Es un universo artístico compartido, el cual nos permite llevarnos bien sobre el escenario”.

EL: “Para conformar el guion del espectáculo, valoramos juntos qué poner primero; cuándo ubicar solo el trío y cuándo entraría Miriam… todo eso se fue trabajando también desde la estética”.

MR: “Además, buscando una curva dramatúrgica, con lógica, porque podíamos haber hecho un programa en dos partes: primero un autor y luego otro, o mezclarlas de una manera diferente, pero aquí hemos tratado de llevar como una historia”.

EL: “Intentando conservar también el espíritu de Frank, y que junto a Lecuona haya una correlación de protagonismo”.

Es simbólico también el hecho de que tal espectáculo tenga sede en el Teatro Martí, un sitio que representa tanto para la cultura cubana, por su historia como institución cultural.

EL: “Yo estuve en el Martí cuando lo inauguraron. Esa sala, así, toda restaurada me parece fabulosa. Se lo debemos a la labor sostenida de rescate patrimonial promovida por Eusebio Leal en La Habana Vieja. A pesar de que la falta de recursos en muchas ocasiones no permite dar a los teatros el mantenimiento requerido, que el Martí haya vuelto a brillar después de tantos años nos demuestra el interés de algunas personas por mantener viva la historia de las instituciones culturales cubanas. He estado allí como público y como artista y de las dos maneras he disfrutado mucho. Creo que con este concierto nos sucederá a todos lo mismo”.

Imagen: La Jiribilla

Las Voces Humanas ha traído a Cuba una revolución en la escena artística, así como modos novedosos y variados de generar cultura.

MR: “No hay manera de pagarle a Leo Brouwer una acción como esta. Es tan estremecedor este Festival, el nivel artístico es tan alto; pero además, tan variado, como corresponde a alguien verdaderamente culto.

“Solo puedo expresar agradecimiento como artista y como cubana. Agradecida de que se escuche en La Habana esta música de primer orden. De tener en suelo nacional figuras con un reconocimiento mundial tremendo y que vengan a tocar casi de gratis para el pueblo cubano. Uno ve el programa y al menos yo me pregunto ¿cómo es posible?”

EL: “Hay que reconocer que Leo sigue siendo el grande, el promotor, el educador… desde el respeto al artista, incluso en el protocolo de los teatros”.

MR: “Es un formador en el sentido amplio de la palabra y eso se ve en el espíritu de este evento”.

Tal como pedían los organizadores, Miriam y Hernán se han unido bajo una campaña contra la violencia, que se enmarca dentro de la premisa global del Festival dedicado a la paz mundial y al cuidado del planeta.

MR: “Desde la oficina se nos pidió suscribir nuestra propia campaña para compartirla con las premisas de este Festival y elegimos esta, que además tiene tan cercano el reciente discurso del Papa en nuestro país, que ha sido conmovedor y alentador a una vez. En un tono que insiste sobre el amor, sobre pensar en los demás. Y ahora siento una coherencia tremenda en todo lo que sucede aquí, con nosotros y con los espectadores cuando los invitamos a través de la música a pronunciarse contra toda forma de violencia”.

Como público comentan no haberse perdido el concierto del grupo vocal estadounidense Take 6, que actuó el pasado 26 de septiembre en el Karl Marx, así como han disfrutado y disfrutarán de otros espectáculos, dentro de la gran variedad de géneros y de exponentes dentro del Festival.

EL: “Honestamente no me perdería nada. Aun siendo quizá sonoridades más complejas, para las cuales se requiere cierto entrenamiento, ya sean porque son de vanguardia o clásicas, lo que aseguro es que todo tiene una calidad altísima. Esta es una fiesta del alma, y son actuaciones que probablemente no se repitan”.

MR: “Invito a verlo y conocerlo todo, cada propuesta, porque este Festival es un acto de cultura y amor”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.