Sparring partners, un aliado del documental joven

Mikaela Lozano • La Habana, Cuba

Fotos: Cortesía de los entrevistados

Ana, Carmen y Amanda no dejan sus trazos sobre un papel, cartulina o una tela. Ellas hacen dibujos al cuerpo. Utilizan la piel como lienzo. Así, precisamente, se nombra el documental de la joven realizadora Naty Gabriela González, codirigido con Yaima Pardo, quien ya cuenta con una trayectoria en el género.

Imagen: La Jiribilla

"El punto de vista fue defender el tatuaje como arte y la mujer como creadora de esta manifestación, capaz y con suficiente talento para hacerlo, dejando trabajos de alta calidad, incluso para el poco tiempo que llevan tatuando aquí. Muestro en fotografías sus obras, toda la belleza de su arte", dice la documentalista, graduada recientemente del Instituto Superior de Arte (ISA), y cuya ópera prima es uno de los seis materiales apoyados por el proyecto Sparring Partners.

En El Canal, comunidad del Cerro, en La Habana, la organización italiana Gruppo di Volontariato Civile (GVC) y la Asociación Hermanos Saíz (AHS) trabajaron durante dos años en una experiencia que puso el audiovisual al servicio de las expectativas y sueños de los habitantes de este sitio. A través de talleres de producción; acciones como los telemuros; un noticiero mensual; el festival El canal: tierra de todos, de cortos de ficción, el barrio empezó a proyectarse en sus mismos espacios. Los ángulos para mostrar la realidad fueron elegidos por cineastas de la AHS, otros, tocados por las luces que emergían de allí y personas del lugar, participantes en esta iniciativa.

"Con ese proyecto se fortaleció el trabajo comunitario. Si bien varias instituciones se beneficiaron, como la sede de la comparsa El Alacrán, lo fundamental fue dotar a la comunidad de herramientas audiovisuales para que salieran de ella sus propias obras. Este es un proceso que sigue a través del taller de transformación integral del barrio, la AHS y cultura municipal. Después de esta experiencia, GVC nos propone, a través del financiamiento internacional de la Unión Europea y países de la ACP, integrarnos a un proyecto regional. Así nace Sparring Partners, explica Yansert Fraga, uno de los coordinadores del proyecto, en representación de la AHS.

El nombre Sparring Partners juega con la teoría de socios; también con el hecho de ser una convocatoria a una carrera que, esta vez, integra a realizadores jóvenes de tres países del Caribe.

El nombre Sparring Partners, propuesto por GVC, apunta Yasert,  juega con la teoría de socios; también con el hecho de ser una convocatoria a una carrera que, esta vez, integra a realizadores jóvenes de tres países del Caribe. "La idea fue contar con una plataforma que permitiera no solo la producción de documentales, sino su  promoción y lograr una visión plural de la realidad de Haití, República Dominicana y Cuba a partir del audiovisual".

La primera etapa posibilitó que jóvenes artistas cubanos del universo del cine impartieran talleres en Haití y República Dominicana, donde también se crearon algunos documentales. En un segundo momento se abrieron las puertas a la presentación de proyectos de este género cinematográfico para ser producidos o culminados a través del apoyo financiero de Sparring Partners. "Aquí fueron beneficiados seis documentales de los 20 presentados, siguiendo los criterios de Sparring...que respalda materiales relacionados con cuestiones comunitarias,  de determinados grupos sociales, miradas sobre género, entre otros temas", añade este impulsor de la iniciativa.

"Al no poder realizar un corto de ficción, decido hacer para mi tesis este documental. Tenía la investigación bastante adelantada", me comenta Naty Gabriela, y menciona textos de Margarita Mateo, "una de las personas que más ha averiguado sobre el tatuaje en Cuba; había hecho una lista de muchos tatuadores, pero causaba extrañeza el tema sobre todo cuando se relacionaba con mujeres. Tenía una amiga tatuadora, así que sabía que el tatuaje podía ser creado por mujeres...fui indagando y poniéndome en contacto con muchachas que se dedican a hacerlo... Después de ganarme la beca el Reino de este mundo, de la AHS, tuve la suerte de ser seleccionada en el Sparring Partners, que dio apoyo para terminar el documental y lograr un producto de mayor calidad artística". 

Imagen: La Jiribilla

La piel como lienzo dialoga con el videoarte. Rompe con la estructura clásica del documental de entrevistas, pues experimenta con los encuadres, con puestas en escena y con la estética de presentación de sus historias que, sin embargo, son solo una. Porque, aun en ese juego estético, aportado por el viaje de Naty Gabriela al videoarte en sus años de estudiante en el ISA, por la experiencia de Pardo, la fotografía de Rocio Aballí, la realización sonora de Gustavo Ducherne, las ideas de la crítico Magaly Espinosa, las tres protagonistas hilan un único discurso, el de la mujer como artista del tatuaje en Cuba.   

"Los temas de los seis documentales seleccionados por el Sparrings Partners han sido muy poco abordados. Es el caso del de la Ciénaga de Zapata, que da su enfoque sobre el trabajo desarrollado en comunidades de muy difícil acceso por el grupo Korimakao; el de la vida de las mujeres en el Escambray; de la comunidad de coreanos en Camagüey; de mujeres tatuadoras en La Habana..."

"Los temas de los seis documentales seleccionados por el Sparrings Partners han sido muy poco abordados. Es el caso del de la Ciénaga de Zapata, que da su enfoque sobre el trabajo desarrollado en comunidades de muy difícil acceso por el grupo Korimakao; el de la vida de las mujeres en el Escambray; de la comunidad de coreanos en Camagüey; de mujeres tatuadoras en La Habana...Son materiales que aportan mucho al ámbito del documental en Cuba, y además ofrecen una visión otra de la sociedad cubana, de las particularidades de nuestro país hoy", subraya Yasert.

El tatuaje en Cuba lleva aún el estigma de lo marginal, por la manera en que surgió aquí y evolucionó hasta los 90. Sin embargo, esa visión ha ido cambiando. ¿Qué aporta tu documental en ese sentido, al tratarlo como arte, que  atrae además a mujeres artistas?

“Como tal el tatuaje siempre existió, pero era relacionado con expresidiarios, marineros, gente marginal que, incluso, no se tatuaban, sino se hacían heridas. Agarraban una cuchilla y se hacían una herida, entonces quedaba una marca. De la piel y la memoria, de Margarita Mateo, realizado en los 90, muestra ese tipo de práctica. Los que comienzan a tatuar en esos años lo hacen muy rústicamente, con muletas de madera, tinta de corcho quemado. No existía aguja ni tinta vegetal. Todo era muy artesanal. Pero ella muestra que se estaban tatuando personas que no pertenecían a los márgenes, profesionales incluso, por ejemplo, un médico, personas que quisieron llevar el tatuaje como una marca que representara algo.

“A partir del 2000 es mucho más un fenómeno de moda, aunque también persiste el hecho de ser un catalizador ante un trauma o una representación de algo de importancia individual...Para mí es un proceso que tiene todos los calificativos para llamarse arte. El tatuaje surge puntos tras puntos que hace la aguja sobre la piel. No hay forma de borrar porque es en la dermis y no te puedes equivocar. Los tatuadores son personas con un dominio muy grande de la técnica del dibujo, que además superan el hecho de tener miedo a la sangre, de manipular un ser humano. Y, al no utilizar anestesia, asumen además el acto sicológico de calmar a quienes se tatúan.

“En La Habana hay unos 40 o 50 tatuadores, pero mujeres solo tres o cuatro, a diferencia de otros países en los que en un taller se encuentran dos mujeres y tres hombres o viceversa. Es un tema cultural, social, de machismo. Hay muchachos que no reconocen que un tatuaje de alta calidad pudo ser hecho por una mujer, no las ven tampoco en ese oficio. Hay prejuicios que a estas alturas ya no son válidos, y me interesa abordarlos. Las mujeres tatuadoras tienen que enfrentarse primero a la familia, y luego a la sociedad porque el tatuaje sigue viéndose como algo execrable.  El documental muestra su belleza en todas sus formas y figuraciones, que es un arte que no puede dominar cualquiera”.

Uno de los valores de Sparring Partners es su interés por promover estos documentales. El proyecto propicia la presentación de los materiales realizados en diferentes festivales. En Cuba el ciclo de visionaje  e intercambios comienza en el Almacén de la imagen, el 21 de octubre próximo, espacio organizado por la AHS, y en otros como la Muestra de Jóvenes Realizadores, el Festival de Cine Pobre, el Santiago Álvarez in Memoriam. Igualmente las creaciones de los cineastas cubanos se proyectarán en encuentros en Italia, España y los países caribeños asociados al Sparring... Como parte del proyecto, el documental Máscaras, de Lázaro González participará en el Festival de Vermont, en EE.UU.

En Cuba hay una escuela del documental, sin embargo, este es un género que aún se va abriendo paso dentro de nuestra cinematografía, y cuesta escuchar sus ecos en medios más masivos.

En Cuba hay una escuela del documental, sin embargo, este es un género que aún se va abriendo paso dentro de nuestra cinematografía, y cuesta escuchar sus ecos en medios más masivos, comento con Naty Gabriela, quien a los 21 años vino de Perú, abrigada por su ciudadanía cubana, para adentrarse en el ámbito del cine nacional.

 “Creo que muchos jóvenes de aquí, y yo me siento cubana, a quienes les preocupa distintas problemáticas que están ocurriendo en el país y no pueden cambiarlas, encuentran en el documental una vía de expresión, un modo de invitar a las personas a pensar sobre esos temas. Cuando un amigo, escéptico con este asunto vio el documental, me dijo: me hiciste pensar. Ese es mi propósito. Lejos de que lo apruebes o no, lo que quiero es que se piense sobre una realidad, y abordar lo que está pasando...”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato