Sonajero para Senén

José Manuel Espino • La Habana, Cuba
Imagen: La Jiribilla
Zenén Calero delante de su escenografía para Pedro y el Lobo inspirada en Sosabravo

Las cosas que están dormidas
y aquellas que sueñan ser
esperan que les dé un alma
muy volandera…  Zenén.

Fieles aguardan su roce
para poder florecer.
Desde el silencio lo llaman
Zenén Calero, Zenén.

Poco importa si dibujo,
trozo de tela, papel,
metal o cualquier minucia…
De eso se encarga Zenén.

Si hasta dicen que Merlín
quiere a la magia volver
para aprenderse unos trucos
que solo sabe Zenén.

¡Claro que tiene cumpleaños!
¿Pero edad? ¿Quién va a creer
que ya nos cumple 60
el niño eterno: Zenén?

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no