Calero calaverero

Israel Domínguez • La Habana, Cuba

Para Zenén, en su cumpleaños.

Imagen: La Jiribilla

Velero Calero Calaverero
una vera calando cala,
que no es montículo gris
sino orilla iluminada.

Velero baja su vela,
Calero Calaverero cala
calando una hermosa vera
donde vaiviene una playa.

El señor Larús
que tanto sabe
no sabe nada.
Asombrado replica:
“¡Calero Calaverero!
¡Qué horror, qué miedo!”
Pero el señor Larús
que tanto sabe
no sabe que Calaverero
cala una vera.
Y vuelve a replicar:
“¡Ca-ra-be-le-ro!
¡Y no tengo miedo!”
Pero el señor Larús
que tanto sabe
no sabe que Calero
cala una vera.

(  )

Y calando hincha su vela
Velero Calaverero.
En cada puerto de seda
embarca un titiritero.

Y en cada orilla iluminada
donde vaiviene una playa
recoge el azul del cielo
con el que hace un sombrero.

Y del sombrero salta un Pelusín,
una nube mala, un patico feo,
saltan los hermanos Camejo
volando en un querubín.

Salta Lorca, salta Rubén,
mientras andan despacito
la locomotora y el tren
donde llega Buster Keaton.

El señor Larús
que tanto sabe
no sabe nada.
Asombrado replica:
“¡Calero Calaverero!
¡Qué horro, qué miedo!”
Pero el señor Larús
que tanto sabe
no sabe que Calaverero
cala una vera.

(  )

Y vuelve a replicar:
“¡Ca-ra-be-le-ro!
¡Y no tengo miedo!”
Pero el señor Larús
que tanto sabe
no sabe nada.

Velero Calero Calaverero
una hermosa vera cala
calando Calaverero
Velero Calero cala.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato