Literatura

Memorias de una feria y anuncios de una próxima

Laidi Fernández de Juan • La Habana, Cuba

Volver a la Feria Internacional del Libro de Montevideo, después de ocho años de ausencia cubana, es un acontecimiento digno de ser reseñado. Aunque los uruguayos se consideran ellos mismos poco expresivos, la delegación nuestra fue muy bien acogida. El interés por Cuba se mantiene, en términos de necesidad por conocer nuestra producción artística, las actualidades literarias, cinematográficas y sociales en general. En esta 38 edición ferial montevideana, saltó el nombre de la isla del Caribe a la palestra pública, sobre todo cuando fue inaugurada por las autoridades culturales de ese país del Sur.

El motivo fundamental de la mención a nuestro país es obvio: La Feria del Libro cubana se dedicará a Uruguay, entre los días 11 y 21 de febrero de 2016. La de ellos, dedicada al recientemente fallecido escritor, periodista y pensador Eduardo Galeano, nos permitió acercarnos no solo a los clásicos exponentes de la literatura uruguaya en todos los géneros (Horacio Quiroga, Juan Carlos Onetti, Mario Benedetti, Juan José Morosoli, Felisberto Hernández, Idea Vilariño, Ángel Rama, por solo mencionar algunos nombres), sino a los autores que ahora mismo se destacan por la intensidad de sus obras.

La narradora Marcia Collazo Ibáñez, quien será invitada a nuestra feria a propósito de la publicación en Cuba de su monumental novela Amores cimarrones. Las mujeres de Artigas, nos brindó además otros libros suyos, que pondremos a disposición del público en la Biblioteca de Casa de las Américas: Seguirte el vuelo. Amores y desamores en la historia uruguaya (novela, Ediciones de la Banda Oriental)  y A bala, sable o desgracia (cuentos, por la misma editorial). Del primero de estos libros hablaremos en próxima reseña, pero es recomendable, ya que Arte y Literatura proyecta una edición cubana, adelantar que dado el rutilante éxito alcanzado en su  primera publicación, ya son nueve sus reediciones.

Del muy joven escritor Matías Núñez (32 años), trajimos la novela con la cual obtuvo el Premio Narradores de la Banda Oriental 2013. Yugoslavia aborda el espinoso tema de EE.UU. en relación con los inmigrantes latinos a través de las peripecias que viven uruguayos en dicho ámbito.

Imagen: La Jiribilla

Quizás el narrador contemporáneo de Uruguay más conocido entre nosotros sea Mario Delgado Aparaín. Su novela “La balada de Johnny Sosa”, publicada hace años en Cuba (y reseñada en esta revista), creó el pueblo fantasma Mosquitos, sitio adonde han llegado unos invasores, rompiendo la monotonía de la cotidianeidad. Al estilo de otra narración espléndida: Realidad argentina desde la cama, de la porteña Luisa Valenzuela, en Mosquitos aparecen individuos foráneos cuyo origen no queda esclarecido, aunque sí las intenciones de la plaga maldita que representan.

Sería muy honroso que Delgado Aparaín nos visitara en el próximo febrero y compartiera experiencias con nosotros, al igual que el Director de Banda Oriental, el reconocido prologuista y editor Alcides Abella. La revista Casa de las Américas proyecta un número dedicado a Uruguay, con colaboraciones de estos escritores ya mencionados, a los que se sumarían Ariel Silva (cuentista y presidente de la Fundación Mario Benedetti) y Rosario Peyrou, notable ensayista, y quien fuera jurado del Premio Literario de esta institución en años anteriores.

Auguramos una Feria del Libro cubana con altísima calidad (y calidez); un enriquecedor encuentro entre lectores, narradores, poetas y ensayistas, de la cual saldremos robustecidos culturalmente ambos pueblos. 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato