Primera Semana de la Moda Artesanal

Desde Cienfuegos llega el diseño joven

Martha Ivis Sánchez Ortiz • La Habana, Cuba
Miércoles, 21 de Octubre y 2015 (11:36 am)

Una de las potencialidades fundamentales de esta Primera Semana de la Moda Artesanal que recién concluye es, sin duda, mostrar el estado actual del diseño de moda en Cuba a partir de tendencias, técnicas y materiales. La ACAA apostó para este primer encuentro, no solo por artistas ya consagrados dentro del ámbito del vestuario en la Isla, también dio cabida a jóvenes proyectos que a partir de la experimentación con técnicas ya establecidas han logrado un sello distintivo para sus producciones. Tal es el caso del binomio cienfueguero integrado por Rainel y Dianko, quienes llegaron en esta ocasión con una colección mayoritariamente masculina que explora en las facilidades del entintado y destintado de las piezas.

Este dúo creativo integra el proyecto Con Color, una iniciativa liderada por las diseñadoras Odalys Pérez y María Laura Caballero que pretende agrupar a todos aquellos que, en Cienfuegos, fomenten el trabajo con los tintes en los textiles. Además, conforman el grupo Expresarte que incluye modelos y permite exhibir sus producciones a un mayor número de personas. Con este aval, no le resultan desconocidas las ferias y eventos promovidos por la ACAA y el Fondo Cubano de Bienes Culturales ─diseños suyos son frecuentes en Arte para Mamá y FIART─. Sin embargo, esta Primera Semana de la Moda Artesanal representa algo más para estos jóvenes creadores.

Aunque en sus inicios trabajaron, fundamentalmente, con el bordado a mano, las alforzas y el color característico de sus piezas era el blanco, han llegado con una propuesta totalmente distinta que se distingue por los fuertes contrastes cromáticos y la diversidad de tejidos. Además, han cambiado el público meta de sus diseños, al presentar una selección dirigida principalmente a los hombres, aunque incorporan tres piezas de gran vestir para mujeres. Acerca de esta colección, apuntó Rainel: “Utilizamos el entintado y destintado sobre algodón, sobre licra, sobre tejido de puntos; quienes conocen de la técnica saben que muchas veces el resultado final te sorprende, por ejemplo en el caso de las degradaciones, el color final cambia y a partir de lo que resultaba teníamos que cambiar la idea general de la colección —esto sucedió varias veces─. Tanto en el entintado como en el destintado quisimos combinar tonalidades; en muchos trabajos se reservó el color natural del tejido, y solo en algunas partes hicimos el destintado para lograr el contraste, para que se pudiera apreciar el trabajo manual y, sobre todo, para que en lo visual se percibiera el contraste del trabajo en la pieza. En algunos momentos, utilizamos también la combinación del degradado o el destintado con el entintado sobre diferentes tejidos, para alcanzar la uniformidad en los conjuntos.

“En el caso de las confecciones masculinas incursionamos en diseños prácticos, utilizables durante cualquier época del año, y tuvimos en cuenta cómo se están moviendo las tendencias en cuanto al vestir, en el caso de los hombres y de las mujeres.

 “Este evento para nosotros ha sido especial; a la vez, constituyó un reto pues fue muy importante para nosotros que el Comité Organizador se arriesgara, en cierto modo, a invitarnos solamente por las referencias que tenían de nuestro trabajo. Además, al tener que crear específicamente para este certamen, nos vimos obligados a colocarnos a la altura de algo así, y pienso, modestamente, que lo logramos.

“Esta Semana de la Moda, para todos los diseñadores del país, ha sido muy importante pues nos ha dado la posibilidad de encontrarnos, algo que se había perdido un poco. Por otra parte le brinda un espacio al artista para mostrar el trabajo que está haciendo, no solamente con una perspectiva comercial, sino desde las pasarelas, para alcanzar el vuelo artístico, la connotación más allá de lo soñado que puede hacer el artesano como artista. Además, permite ver una referencia que contrarresta la invasión que tenemos de la moda internacional; si bien estamos claros de que en Cuba no impondremos moda porque esa industria en el mundo está bien marcada y hay un mecanismo para imponerla, creemos que de algún modo podemos insertar nuestra impronta en cuanto al vestir en Cuba, a los diseños que se proponen para el cubano y la cubana de hoy, inmersos en el quehacer cotidiano”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato