Notas al fascismo corriente

Las barbas del vecino

La Jiribilla • La Habana, Cuba

El jefe de la diplomacia estadounidense declaró que Washington considera tener la responsabilidad de “intentar evitar la destrucción total y completa de Siria”. Esa cantinflada de John Kerry deja al menos en claro que tras los bombardeos rusos sobre los bastiones terroristas, al gobierno norteamericano le están saltando las alarmas.

No era para menos: les ha costado años financiar y apertrechar a la oposición siria, incluyendo al autodenominado Estado Islámico, y su esfuerzo, que hasta ahora solo ha traído guerra, destrucción y muerte de civiles, puede ser echado por tierra en unas pocas semanas, por la acción conjunta de los militares rusos y sirios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierte