Selección de poemas

Domingo Alfonso • La Habana, Cuba

 

La joven madre

 

La joven madre
que cruza de pronto la estancia
muy débilmente iluminada,
lleva en sus brazos al enemigo.

Es una carga de corazones nuevos,
un ser poderoso y reciente
que surge sin cesar de nuestra sangre,
se instala en palacios que fueron nuestros,
y alienta sus raíces de las personas antiguas.

Él se va formando sin cesar
de cierta esencia que disminuye de nosotros para siempre.

 

Gente como yo

 

Son buenas gentes que viven,
laboran, pasan y sueñan,
y un día como tantos,
descansan bajo la tierra.
ANTONIO MACHADO

 

Gente como yo
transita diariamente las calles,
toman café, respiran,
admiran los spútniks.

Gente como yo,
con nariz, con ojos, con problemas conyugales,
que toman un ómnibus
y un día de tantos
se duermen bajo tierra
sin que nadie se entere.

 

Ése tal vez soy yo

El que soñó ser Presidente,
astro de fútbol, o de ajedrez:
ése tal vez soy yo...

Sentado en el buró de un ministerio,
escribiendo versos.

De, “Poemas del hombre común”, 1964

 

Me convierto en víctima y en verdugo

 

Ha sucedido que yo
inquiero sobre mí mismo,
paso a auscultarme cuidadosamente
del último cabello a la planta de los pies
y me encuentro culpable de traición a mi propia persona.

Vamos a formar el tribunal,
este individuo será castigado,
quemado en la hoguera si es preciso.
Miro su cuello, sus tetillas, sus nalgas y sus testículos;
no tiene justificación;
ni sus ojos indudablemente feos,
ni su diente partido, ni tampoco su corazón
podrán librarlo de la pena máxima.
Yo mismo me erijo en fiscal,
pronuncio el auto condenatorio
que será recibido con júbilo por el procesado.

Doy este paso trascendental:
Me convierto en juez, en víctima y en verdugo.
 

 

Poema Pop 1967

Éste es un bombillo eléctrico:
miro su casquete de metal
lleno de surcos y de relieves interminables;
adentro del bulbo los filamentos mágicos,
que alimentados de fuerzas invisibles
deshacen la oscuridad.

Me enfrento al misterio de este ser de cristal,
con la seguridad de que trata de un extraño dios,
creado por los hechiceros de este siglo XX.

De, “Historia de una persona”, 1968
Tomado de Arte Poética

 

Ficha: Domingo Alfonso. Nació en 1935, en Jovellanos, provincia de Matanzas, Cuba. Graduado de Constructor Civil en la Escuela Superior de Artes y Oficios de La Habana “Fernando Aguado y Rico” en 1954. Graduado de Arquitecto en la Universidad de La Habana en 1969. Entre otras, ha publicado en la Revista Islas (ONBAP); Casa de las Américas; La Gaceta de Cuba; Revista UNIÓN; Mujeres; Revolución y Cultura; Revista  Bimestre Cubana; La Letra del Escriba; Matanzas, etc.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato