Sembrando Colmenitas en El Salvador

Amelia Duarte de la Rosa • La Habana, Cuba
Lunes, 30 de Noviembre y 2015 (9:51 am)
La simiente de La Colmenita germina y se re­produce en nuestro continente, ahora en tierras salvadoreñas. Invitada por el presidente de ese país, Salvador Sánchez Cerén, una delegación de la Compañía Infantil liderada por Tin Cremata recorrió varios municipios de alta vulnerabilidad social, para comenzar a compartir la forma de hacer del elenco cubano y beneficiar así a cientos de pequeñines de los sectores más humildes de la nación centroamericana.
 
Imagen: La Jiribilla
 
Foto: Jorge Luis González
 
El proyecto de creación de esta nueva Col­menita salvadoreña cuenta con el auspicio de la Secretaría de Cultura de la Presidencia, la Can­cillería de El Salvador y la Embajada cubana, y forma parte del plan gubernamental El Salvador Seguro, que beneficiará en el primer año de su ejecución a cerca de 25 000 niños y adolescentes.
 
Uno de los objetivos de dicho plan —y el fundamental para implementar este brote colmenero en casi todo el país— ampara el desarrollo de “programas de prevención de violencia que utilicen métodos artísticos que fomenten autoestima, inteligencia emocional y formación de valores en la niñez, adolescencia y juventud”, según comentó Cremata a Granma, vía correo electrónico.
 
Para ello, durante diez días, la delegación ha visitado casas de cultura e instituciones culturales de municipios como Soyapango, Jiquilisco, Zacatecoluca, San Miguel, San Juan Opico, Dul­ce Nombre de María, Santa Ana, Sonsonate, San Sal­vador, Mejicanos y el poblado oriental El Mo­zote, en Morazán, comunidad donde en 1981 fue masacrada toda la población campesina, entre ellos 460 niñas y niños.
 
Descendientes de las víctimas de la guerra, los pequeños que actualmente viven en ese recóndito paraje de la geografía de El Salvador se van a incorporar de manera especial a este proyecto. La visita a El Mozote fue, de acuerdo con la información de Cremata, “la más estremecedora” por lo que dos maestras colmeneras cubanas “se van a mudar unos días para montarles una obra de teatro, y ayudarles a perfeccionar un grupito musical que tienen... en fin, que nuestra Colmenita llegará hasta un sitio salvadoreño, no solo muy intrincado en su geografía, sino además con una historia y una carga ancestral de dolor, que realmente nos estremeció para toda la vida”.
 
La relación de hermandad de La Colmenita con El Salvador no nace con este nuevo proyecto. Años atrás, cuando Sánchez Cerén se desempeñaba como Ministro de Educación había expresado a Cremata su deseo de insertar dentro de sus planes docentes la forma de vivir y actuar de La Colmenita.
 
Luego, en su primera visita oficial a Cuba como presidente, el dignatario disfrutó una función de la obra Y sin embargo, se mueve, en el teatro de la Orden Tercera. En aquella ocasión le expresó a Tin: “Es muy reconfortante saber que seguimos rodeados de esas personitas que todavía protegen los sueños”.
 
Mientras, en 1989, el estreno de esa misma obra que narra la historia de Lapatún fue protagonizado, precisamente, por un niño salvadoreño de siete años, que estaba en Cuba, víctima de la desaparición de su papá en El Salvador.
 
Tomado de Granma

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato