Naurea

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

En el contexto cubano son muy pocos los músicos que han transitado por los caminos del rock industrial. Uno de los contados compatriotas que ha tenido dicha motivación es el villaclareño Abel Oliva, experimentado guitarrista y que viene dando que hablar en la escena local desde la década de los 90 de la pasada centuria, en virtud de su participación en diferentes agrupaciones.

Gracias a Juan Raúl Fernández, editor del portal electrónico Cuba-metal, he podido acceder al más reciente trabajo de Abel, concebido como un proyecto unipersonal y que le sirve para dar rienda suelta a las inquietudes de este creador tanto por la música electrónica como por el rock industrial. Es en dicho universo en el que clasifica el disco denominado Experimentwo, producción acreditada a Naurea, el nombre escogido por Oliva para dar a conocer este puñado de trece temas.

En el CD, además de Abel —quien funciona como suerte de hombre orquesta—, interviene como figura invitada el vocalista Pedro Javier, viejo compañero del guitarrista en la banda santaclareña C-Men. Pedro participa en el corte titulado “Máquina”, pieza que dicho sea de paso también figura en Caos en orden, el cuarto sampler editado por Cuba-metal a manera de compilación de muestra de lo que hoy sucede en las escenas roquera y metalera con protagonismo de los cubanos.

Bajo el sello de Oli Producciones aparecen aquí, entre otros temas, “Cacique” (uno de mis favoritos de la grabación), “GDC”, “Punto”, “Infernauta”, “Hot”, “Crazy” y el que da nombre al fonograma, es decir, “Experimentwo”, otro de los acertados momentos que posee el material y en el que, en mi opinión, Abel hubiese podido explotar un poco más sus posibilidades como ejecutante de la guitarra.

Si bien una audición minuciosa deja claro que este disco se ha realizado con escasos recursos tecnológicos, lo cual conspira contra el más óptimo resultado dado que el tipo de música aquí registrada demanda la utilización de medios no a la mano de productores independientes como Abel Oliva, es en extremo gratificante que ya entre nosotros la gente se anime a llevar adelante trabajos experimentales como el que hoy he reseñado y que da evidencias del quehacer de un músico inquieto, de esos que no se conforman con lo manido y convencional.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato