Frei Betto, Premio José Martí de la UNESCO:

“Tengo mucha esperanza en el futuro mejor
de América Latina”

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Reconocido con el Premio Internacional José Martí, otorgado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el teólogo brasileño Frei Betto es uno de los participantes en la III Conferencia Internacional “Por el Equilibrio del Mundo”. Amigo entrañable de Cuba, su entrevista con el líder de la Revolución cubana publicada con el título de Fidel y la religión, ha sido uno de los libros de mayor demanda desde su publicación en 1985. Fraile dominico y uno de los mayores exponentes de la Teología de la Revolución, Frei Betto tiene publicado casi 20 títulos entre los que alternan textos de ensayo, cartas cruzadas, ficción, novelas y dos libros de memorias. 

En una de las sesiones del evento que se realizó del 28 al 31 de enero en el Palacio de las Convenciones de La Habana, Frei Betto ofreció una conferencia magistral sobre “José Martí y el equilibrio del mundo”. Luego, en exclusiva para La Jiribilla, comentaba por qué este hombre del siglo XXI seguía convocando a personas de todo el mundo para pensar el siglo XXI.

“Martí es llamado aquí el Apóstol, y es verdad. Más que un apóstol, Martí es un profeta. Cuando uno lee sus textos, impresiona la capacidad de previsión que tuvo de la coyuntura actual, sobre todo la agresión del imperialismo, de los EE.UU. a América Latina y el Caribe. Martí es un hombre de la esperanza, de la utopía, y quien lee a Martí tiene la sensación de que está vivo, de que acaba de enterarse de los acontecimientos en el noticiero de ayer y, ahora, ha escrito un texto para alertar sobre las implicaciones que tiene esa noticia. Es impresionante la genialidad de ese hombre. Es como la Biblia —no quiero sacralizar a Martí—, la Biblia es una literatura perenne porque cada uno puede sacar siempre lecciones de ella. Sucede lo mismo con El Quijote. Martí tiene esta capacidad; cada nueva generación saca provecho de él. Esa es la fuerza de la literatura. Por eso, Dios ha escogido revelarse por la literatura y no por la televisión.”

Al reflexionar sobre el rol de agrupaciones de intelectuales como la Red de redes En Defensa de la humanidad, el autor de un texto como La obra del artista. Una visión holística del universo, recordaba al Papa Juan Pablo II, quien decía que “no hay globalización”, en su lugar, a juicio de Frei Betto, “lo que existe es una globocolonización. El Papa Juan Pablo II proponía crear una globalización de la solidaridad, y esto solo es posible con redes como En Defensa de la Humanidad. Cuanto más redes de solidaridad creemos, en función de las buenas causas como la autodeterminación de nuestros países, contra el bloqueo estadounidense contra Cuba, a favor de la liberación de los Cinco Cubanos presos en cárceles norteamericanas, tanto mejor. Esos son los pasos significativos y consecuentes para esta globalización de la solidaridad.

“Cuanta más gente, intelectuales, obreros, campesinos, esté al lado de los Cinco, mejor. En algún momento vamos a ver moverse a la montaña, y en la montaña solo quedará un granito que se moverá fácilmente. Entonces, cada vez más, tenemos que hablar de los Cinco, crear una red de solidaridad para su liberación y llamar la atención sobre qué significan ellos como ejemplo de vida, como decisión, como lucha contra el terrorismo.”

Coincidiendo con la Conferencia “Por el equilibrio del mundo” de La Habana se celebró en Chile la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). “La CELAC es uno de los pocos organismos continentales que no tiene la  nefasta presencia de Canadá y EE.UU. Ese ya es un punto fantástico —asegura este teólogo de la liberación—. Además, que en estos momentos sea presidida por Cuba es algo muy significativo, porque Cuba, desde hace muchas décadas, ha sufrido discriminación por imposición de los EE.UU. y ahora no. Cuba es respetada, los gobiernos más reaccionarios del continente apoyan su autodeterminación, y están en contra del bloqueo norteamericano. Por eso, esta cumbre tiene una gran significación”.

Al decir de Frei Betto países como Venezuela, Ecuador, Bolivia… están desempeñando un rol determinante en la reconfiguración de América Latina. “En estos países los gobiernos son elegidos por sus pueblos. Durante los últimos 50 años tuvimos tres grandes ciclos políticos en América Latina: las dictaduras militares rechazadas por las luchas de nuestros pueblos; los gobiernos neoliberales mesiánicos, como Collor en Brasil, Menem en Argentina, Fujimori en Perú, Rafael Caldera en Venezuela y otros tantos también rechazados; y, ahora, la gente elige a gobiernos identificados con las aspiraciones populares. Esto representa un avance y tengo mucha esperanza en el futuro mejor de América Latina”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.