Jesús Arboleya, Premio Casa de las Américas de Ensayo histórico-social
por Cuba y los cubanoamericanos. Un análisis de la emigración cubana

Una mirada hacia el futuro

Yinett Polanco • La Habana, Cuba

El escritor cubano Jesús Arboleya resultó galardonado con el Premio Casa de las Américas de Ensayo histórico-social por su libro Cuba y los cubanoamericanos. Un análisis de la emigración cubana.

Imagen: La Jiribilla

Ya en el año 1996 había obtenido una Mención Especial del Premio Casa con su libro Cuba: Revolución, Contrarrevolución y Emigración, y, en 2004, ganó el premio del Concurso Internacional Pensar a contracorriente con La revolución del futuro.

Profesor de la Universidad de La Habana y del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, Arboleya tiene publicado además los libros Havana-Miami: The U.S.-Cuba Migration Conflict (1995), La contrarrevolución cubana (1997), La ultraderecha cubanoamericana de Miami (2000) y La Revolución del otro mundo (2007).

En declaraciones exclusivas para La Jiribilla Arboleya afirmó que: “Como fenómeno social, la cultura cubana históricamente estuvo vinculada solamente al territorio nacional, aunque hubo muchos cubanos emigrados prominentes, como el propio José Martí, quien es el más universal de todos los cubanos y que vivió mucho tiempo fuera de la Isla”.

Para el autor de Las corrientes políticas en la comunidad de origen cubano en Estados Unidos (1994) el “fenómeno de la formación de una minoría cubanoamericana, en tanto parte de la sociedad norteamericana, representa una nueva forma de manifestarse socialmente nuestra cultura, lo cual tiene implicaciones estratégicas para la cultura nacional y el futuro de la nación. Por lo tanto, es un tema que debemos tratar con seriedad y profundidad”.

Quien fuera durante años miembro del servicio diplomático cubano en la misión de la Isla en la ONU y en la Oficina de Intereses de Cuba en Washington, declaró que “este fenómeno no es nuevo, aunque básicamente en el siglo XIX existieron enclaves cubanos en Tampa y Cayo Hueso que matizaron la cultura de esas poblaciones, esos enclaves se dispersaron y el fenómeno cubanoamericano es mucho más abarcador.”

Asegura el ganador del Premio Casa de Ensayo histórico-social que “obtener ese reconocimiento en el actual contexto que vive Cuba es una demostración más de la apertura que existe en estos momentos sobre el tema de la emigración. Ello no consiste solo en los cambios de determinadas normas legales, sino que es reflejo de las transformaciones de la naturaleza de la emigración y de la percepción de la sociedad cubana sobre la misma”.

Para Jesús Arboleya, “la política no es lo que ha cambiado la percepción, sino que la percepción social es lo que en buena medida ha generado los cambios de política. Por lo tanto, al igual que cada día va a ser más normal que un cubano emigre, va a ser igualmente normal que se discuta sobre el tema sin tabúes y prejuicios”.

A juicio de este estudioso de las relaciones migratorias, en EE.UU. se está produciendo un fenómeno de transculturación importante para todo el continente a causa del “impacto de la cultura latina en ese país norteamericano, y los cubanoamericanos forman parte de esa lógica. A su vez, el desarrollo de esa cultura minoritaria en los EE.UU. tiene también un impacto en la cultura nacional cubana y en su evolución hacia el futuro”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato