Alexis Díaz y el 2013:
un año con mucha Pimienta

Viernes, 1 de Febrero y 2013 (1:48 pm)

El repentista, profesor, narrador, ensayista y músico Alexis Díaz- Pimienta está en Cuba desde hace dos semanas. Anda incógnito, de cierto modo, para acometer o planificar diversos proyectos, como el de publicar en el 2015 una edición especial de su poemario Chamaquili con una antología realizada por sus lectores y, como ha sucedido desde el primer libro (2005), ilustrado por Jorge Oliver Medina. Pero si este año se avizora con mucha pimienta, el pasado tuvo bastante de condimento esencial en platos suculentos.

Imagen: La Jiribilla

Al seguirte por Facebook he visto que tuviste un 2012 muy movido, ¿cómo te fue por Puerto Rico y Argentina?

El año 2012 ha sido para mí muy rico, dinámico, movido. Hacía mucho tiempo que no realizaba una gira tan larga por tantos destinos. He estado en España actuando como repentista, haciendo presentaciones literarias y dando conferencias y cursos sobre oralidad e improvisación. Posiblemente, lo más importante de mi gira por España en 2012 fue el Primer Curso Online “Técnicas de improvisación poética”, que impartí desde Madrid para el mundo entre los meses de enero y abril. Tres meses de clases online, con alumnos de 15 países, un proyecto absolutamente novedoso, otra de mis apuestas de futuro. El Curso Online fue organizado por Proyecto Oralitura,  y tras un arduo trabajo de promoción en las redes sociales (fundamentalmente, en Facebook y Twitter) logré tener alumnos que se conectaban desde EE.UU., México, Colombia, Panamá, Argentina, Ecuador, Perú, Chile, España y otros países. Fueron meses de clases presenciales con proyección online a través de streaming, es decir, video en directo mediante Internet, lo que propició que muchos artistas o personas interesadas en la improvisación (repentistas, payadores, trovadores, actores, etc.) matricularan y perfeccionaran sus técnicas y mecanismos creativos a partir de la metodología que hemos creado para esto: el Método Pimienta que, por cierto, debe salir publicado en España en los próximos meses, por el sello Scripta Manent Ediciones. Será la segunda edición, muy ampliada, de la Metodología para la enseñanza de la improvisación poética que ya publicamos en La Habana, en el año 2003 y que ha sido la base teórica y el libro de texto fundamental de las escuelas de repentismo en Cuba. Sobre ese texto montamos y fundamos, en el año 2000, la Cátedra de Poesía improvisada en la Facultad de Música del Instituto Superior de Arte (ISA). Este Curso Online, repito, el primero en su tipo, ha sido una de las mejores experiencias de mi carrera. Al fin logré algo que he venido perfilando durante mucho tiempo, y que es una de mis propuestas más serias para los próximos años: el empleo de las nuevas tecnologías y todo el universo Web 2.0 en función del rescate y desarrollo de las artes orales tradicionales, todas en general, pero, particularmente, la improvisación poética. La aceptación del Curso Online fue total, de tal modo que ya estamos diseñando la segunda edición, también desde Madrid, para el verano de este año. Pero esto no fue lo único que hicimos en España. También estuvimos de gira literaria, presentando algunos de mis poemarios y libros infantiles: sobre todo los libros de poesía En Almería casi nunca llueve (en su tercera edición: Scripta Manent, 2010) y Un día cualquiera del vendedor de gafas (Casa Museo Tomás Morales, 2010), un poemario muy difícil, muy duro, “poesía responsable” sobre la cruda realidad de los inmigrantes en Europa, un libro que obtuvo Áccesit en el Premio Internacional Tomás Morales del 2010, y que ha tenido gran acogida de público y crítica. El tercer libro que presentamos fue la primera edición fuera de Cuba de uno de mis libros infantiles, uno de los títulos protagonizados por Chamaquili, el niño poeta. Se trata de Chamaquili en Almería, editado también por el sello Scripta Manent, y que lo presentamos en Granada, Cádiz, Murcia, Madrid, Almería, Santander, Las Palmas de Canaria  y otras ciudades. Un libro y un personaje que me ha dado muchas alegrías.

Pero, en el año 2012 también hemos vuelto, como hacía tiempo no hacíamos, a girar por América Latina. Así, en febrero y marzo anduvimos por Argentina, participando en numerosos festivales de improvisación; en marzo y abril estuvimos en Puerto Rico, haciendo presentaciones como repentista e impartiendo talleres y conferencias en varias universidades boricuas; en agosto estuvimos en Colombia, como jurado del Festival Nacional de la Trova, en Medellín, Antioquia; en septiembre en Panamá, como repentista y profesor en el IV Encuentro Iberoamericano de Niños y Jóvenes Improvisadores; en octubre regresamos a Puerto Rico, y participamos en la Semana del Trovador Iberoamericano, un evento consolidado, de gran impacto social en todo Puerto Rico; y en diciembre del año 2012, hicimos una extensa e intensa gira por México. En fin, un año muy latinoamericano, muy enriquecedor, con el que he perfilado la proyección de mi trabajo para el futuro inmediato. Es muy importante lo que está sucediendo con el repentismo en América Latina; hay una verdadera eclosión social, surgimiento de nuevas voces, incipientes proyectos docentes, interés académico y mediático... En el 2013 ya tenemos en proyecto volver a México, a Puerto Rico, a Panamá, a Colombia y Argentina, además de visitar Perú, Brasil y Paraguay y Uruguay, como repentista y como profesor, ampliando el trabajo y la proyección del trabajo de la Cátedra de Poesía Improvisada que dirijo en La Habana. Estamos en una nueva etapa, muy enriquecedora, y los próximos años serán decisivos para el crecimiento de la improvisación como arte, dentro y fuera de Cuba. Todo esto lo comprobé también en Puerto Rico, en Argentina, en Colombia, en Panamá. Las universidades, los niños y los jóvenes, las televisiones están cada vez más interesadas en este arte. Está gestándose una nueva Edad de Oro de la improvisación, pero no ya a niveles nacionales, si no a niveles de la lengua, a nivel mundial incluso. Payadores, trovadores, repentistas, troveros, bersolaris, regfueifeiros... ¿Quién dijo que eran malos tiempos para la lírica? Tal vez para la lírica escrita, pero la lírica oral está de fiesta.

Ahora, haz un alto y nárrame con calma tus peripecias en México, por casi un mes.

Llegué a ese hermoso país haciendo presentaciones literarias e impartiendo cursos, talleres, conferencias en el Distrito Federal, en Tlacotalpan, Xalapa, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, y terminamos en el trigésimo Festival Nacional del Huapango, en Xichú, en lo alto de la Sierra Gorda de Guanajuato, un evento sui generis, único, espectacular, en el que participamos artistas de varios países: España, Chile, Cuba, Puerto Rico, Argentina, Uruguay y el propio México.

Fui acompañado por mi hermana Adriana, miembro de mi nuevo proyecto musical, Los Pimienta, y estuvimos en varios estados. La invitación principal fue la del Festival Nacional del Huapango, donde terminamos el año 2012, participando en un espectáculo sublime, inmenso, con repentistas de varios países. Esto fue en Xichú, en la Sierra Gorda. Posiblemente, antes de llegar a Xichú, donde terminamos el año, lo más importante fue una charla ilustrada que impartí en la Escuela de Rock del D.F., una entidad que dirige el roquero Memo Briseño, toda una institución musical en México. La Escuela de Rock es un hervidero de talento, una auténtica maravilla, y allí constaté, una vez más, el poder de la décima y de la improvisación. Todos aquellos estudiantes, tan jóvenes, tan talentosos, estaban (están) enamorados de la décima y de sus posibilidades. Así que imagínate lo que allí pasó. Durante casi dos horas les hablé del repentismo no solo en Cuba, sino en toda Iberoamérica, y ellos me dieron una muestra de lo que estaban haciendo con la décima, y ahí mismo nació un proyecto (impensable en Cuba) de fusión de la décima y del repentismo con el rock. Décima y rock. Una hermosa aventura. También fue hermoso, en el D.F., presentar la primera edición de mis libros de Chamaquili fuera de Cuba en el Museo de Culturas Populares, y fue hermosa la acogida que tuvo, con música, con niños del público leyendo los poemas en escena, con Waldo Leyva, el gran poeta cubano y Caterina Camastra, gran artista italo-mexicana como presentadores. Y bueno, después de aquella presentación en el Museo, Chamaquili siguió su recorrido por tierras mexicanas y la verdad que nos llenamos de alegría, de emociones, viendo cómo este pequeño poeta iba conquistando corazones en todas partes.

Impresionante, además, fueron las actuaciones en Xalapa (con Mauricio Díaz, El Hueso  y Verónica Valerio, dos grandísimos artistas; con Daniuela Melendez y Ana Zarina Palafox, dos talentosas decimistas mexicanas), y en San Luis Potosí (con José Antonio Parga, un trovador impresionante). Impresionante fue, también, el taller de técnicas de improvisación en Tlacotalpan, Veracruz, no por el taller en sí, sino por comprobar, in situ, lo que ya sabía por amigos y noticias: la cantidad de jóvenes y niños mexicanos que están interesados, enamorados, de la décima y de la improvisación. Hay un auténtico boom del repentismo en México, y uno de los lugares donde esto es más evidente es precisamente Tlacotalpan, con un taller de decimeros que dirige Diego López Vegara y que tiene mucho, muchísimo futuro. Y bueno, sería muy largo contar todo, pero te aseguro que el futuro de la décima y de la improvisación en México está seguro, creciendo, y que en los próximos años los improvisadores mexicanos  formarán parte de la vanguardia de esta arte en América Latina. Los improvisadores y las improvisadoras, porque en ningún otro lugar he visto tantas mujeres decimistas y con tanto entusiasmo y con tanto talento y con tanto amor por la improvisación como en México: Daniela Melendez, Ana Zarina Palafox, Claudia Mendoza, Marisol Galloso, Caterina Camastra, Aranxta Cházaro, Lourdes Beltrán y un largo etcétera. Impresionante.

En todo ese recorrido, ¿sólo trabajaste como repentista o impartiste talleres?

No, qué va. Los talleres sobre repentismo fueron, indiscutiblemente, los protagonistas de la gira. Impartí talleres en México D. F. (dos talleres: el de la Escuela de Rock y otro en La Perla Escondida, un lugar maravilloso), en Tlacotalpan, en Xalapa, en Querétaro, en Xichú... El interés por la improvisación en tan grande en México que los talleres fueron pocos para la demanda que había. En todos los lugares donde existe la décima y el cultivo de la improvisación había verdadero interés por los talleres, pero no hubo tiempo. Quedamos comprometidos a volver para impartir clases en Tijuana, en Morelia, en Oaxaca, y en otros sitios donde este arte tiene muchos seguidores. Todos los decimistas mexicanos conocen y están al tanto del desarrollo del repentismo en Cuba, de la existencia de la Cátedra de Poesía improvisada en el ISA, de lo que hemos logrado en la isla a partir del proyecto nacional de talleres de repentismo, con nuestra metodología. Y todos quieren que esto siga creciendo y se ramifique, niños, jóvenes, adultos, hombres y mujeres.

Lo que más me impresionó fue esto: el interés que hay en México por la improvisación en todos los sectores, sin distinción de ningún tipo. Y por supuesto, en nuestro método para enseñar (y aprender) a improvisar no hay diferencias tampoco. El método es cien porciento lúdico, y tanto el niño como el adulto juegan y aprenden jugando. Juegan, potencian y descubren algunos lados del lenguaje que no conocían; aprenden el sabor de las palabras, sus colores, sus sonidos. Un adulto y un niño parten, en mi método, del mismo punto para aprender a improvisar. El adulto tiene algunas ventajas, el niño tiene otras. Yo parto de un axioma personal: todo hablante es un potencial improvisante. Así que solo me basta que conozcas, como hablante, las estructuras gramaticales y morfológicas de la lengua, algo que aprendemos empíricamente desde que el aparato fonador se perfecciona, para que aprendas “otro idioma”: el de los versos. La improvisación poética es un lenguaje dentro del lenguaje, un intralenguaje, pero se nutre de los mismos recursos sintácticos, gramaticales, comunicativos que el “lenguaje mayor” del que forma parte. Por lo tanto, la edad del educando es importante pero no determinante. Habrá niños que aprendan mejor y más rápido que algunos adultos, y viceversa; dependerá de la capacidad de cada uno para poner en práctica, adoptar y adaptar, su propio dominio de la lengua en función de este arte. Y dependerá, sobre todo, de la capacidad y la voluntad de juego que posean. Todo cuanto enseñamos, todo cuanto puede aprenderse con nuestro método, se reduce a nada si se descuida otra de las columnas principales de la improvisación: la práctica. Por eso, siempre hablo de la improvisación como una máquina de movimiento perpetuo. Por eso en México, donde las tradiciones improvisatorias son muchas —capitaneadas por el son jarocho y el huapango arribeño—, y donde abundan festivales, encuentros, intercambios, el repentismo tiene un gran futuro.

¿Qué me dices de tu obra literaria? ¿En cuántos libros trabajas ahora? ¿Cuántos has publicado recientemente o verán la luz en meses venideros? ¿Cuáles son tus planes inmediatos?

El año 2013 viene lleno de proyectos. En España sigo trabajando con el Proyecto ORALITURA, una plataforma multipropósito que crecerá mucho este año, fundaremos la Academia ORALITURA para la enseñanza online y offline de la improvisación; firmaremos convenios de colaboración con la Cátedra de Poesía Improvisada de La Habana y con Universidades y centros culturales de Iberoamérica; publicaremos, en nuevas ediciones, ampliadas y corregidas, los dos textos fundamentales de nuestras investigaciones sobre repentismo, Teoría de la Improvisación Poética y Método Pimienta para aprender (y enseñar) a improvisar en verso, y haremos una extensa gira americana que nos llevará a Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, México, Dominicana, Panamá, Colombia, Cuba y España, impartiendo cursos y conferencias. Además, será un año muy literario, publicaré libros de cuentos para adultos (el primero saldrá en febrero, en la Feria del Libro de La Habana, Batido de chocolate y otros cuentos de sabor amargo), libros para niños (¿Qué me cuentas, Chamaquili? y El Gato con bota en verso), algunos poemarios y los libros teóricos antes mencionados. La mayoría de estos títulos saldrán a la luz simultáneamente en Cuba y España, en la isla con diferentes editoriales, en España editados por Scripta Manent Ediciones y por Palabras del Candil. Y tendrán distribución en formato libro impreso y Ebook por todo Iberoamérica, o se podrán adquirir en la Tienda Online de nuestra Web, www.diazpimienta.com En fin, que será un año cargado de trabajo y de nuevos proyectos. Saldrán a la luz, además, dos de mis últimas novelas y algunos poemarios (y decimarios) con ediciones en Cuba, España y México. En resumen, este será un año con mucha Pimienta.

Comentarios

Alexis, una de las grandes figuras de nuestra poesía y del repentismo cubano ...A veces camino por las ferias, librerías, y no encuentro a Alexis Díaz Pimienta en sus nuevos libros y/o ediciones, es uno de mis poetas preferidos, y soy gran admiradora de toda su arte. Gracias a esta vía, he podido tener por lo menos en formato digital algunos de sus textos, los cuales salen en diferentes páginas, cuando pones en google ese nombre, aparece lo mismo poesía, eventos, que historias....quisiera que él hiciera un comentario sobre mis letras.
Atentamente,
Lic. Yudith Ruiz Angerí VC

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato